sábado, 4 de mayo de 2019

La meditación según OSHO

Entonces, ¿qué es meditación? Meditación es sólo estar encantado en tu propia presencia, meditación es un deleite en tu propio ser. Es muy simple, un estado de consciencia totalmente relajado, en el que no estás haciendo nada. Cuando aparece el hacer, te pones tenso, la ansiedad aparece inmediatamente. ¿Cómo hacer? ¿Qué hacer? ¿Cómo tener éxito? ¿Cómo no fracasar? Te has movido ya al futuro.

Si estás contemplando, ¿qué puedes contemplar? ¿Cómo puedes contemplar lo desconocido? ¿Cómo puedes contemplar lo inescrutable? Sólo puedes contemplar lo conocido. Puedes darle vueltas una y otra vez, pero es lo conocido. Si sabes algo sobre Jesús, puedes pensar una y otra vez; si sabes algo sobre Krishna, puedes pensar una y otra vez. Puedes continuar modificando, cambiando, decorando, pero no te va a llevar hacia lo desconocido. Y “Dios” es lo desconocido.

La meditación es sólo para estar, sin hacer nada, ninguna acción, ningún pensamiento, ninguna emoción. Sólo eres. Y es un auténtico deleite. ¿De dónde viene este deleite cuando no estás haciendo nada? No viene de ninguna parte, o, viene de todas partes. No tiene causa porque la existencia está hecha de lo que se llama alegría. No necesita ninguna causa, ninguna razón. Si eres infeliz, tienes una razón para ser infeliz; si eres feliz, simplemente eres feliz, no hay razón para ello. Tu mente trata de encontrar una razón porque no puede creer en lo no causado porque no puede controlarlo, con lo no causado la mente simplemente se vuelve impotente. Entonces, la mente continúa encontrando una u otra razón. Pero, me gustaría decirte que cada vez que estés feliz, estés feliz sin ninguna razón en absoluto, siempre que eres infeliz, tienes alguna razón para ser infeliz porque la felicidad es simplemente el material del que estás hecho. Es tu propio ser, es tu centro más íntimo. La alegría es tu centro más íntimo.

OSHO

La meditación según OSHO

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mensajes Positivos similares