miércoles, 25 de enero de 2017

Los tres enigmas del Abad

Hoy compartimos con ustedes un cuento que tiene varios mensajes e interpretaciones, se llama Los tres enigmas del Abad, si les gusta este mensaje positivo, compartanlo en sus redes sociales!

Los tres enigmas del Abad

Esto era una vez un viejo monasterio, situado en el centro de un enorme y frondoso bosque, en el que vivían muchos frailes. Cada fraile tenía una misión diferente. Así había un fraile portero, otro médico, otro cocinero, otro bibliotecario, otro pastor, otro jardinero, otro hortelano, otro maestro, otro boticario. Es decir, había un fraile para cada cosa y todos llevaban una vida monástica entregada al estudio y a la oración. Como en todos los monasterios, el fraile que más mandaba era el abad.
Se cuenta que había llegado a oídos del Señor Obispo de aquella región que el abad del monasterio era un poco tonto y no estaba a la altura de su cargo.
Para comprobar las habladurías de la gente le hizo llamar y le dio un año de plazo para que resolviera los tres enigmas siguientes:

1º) Si yo quisiera dar la vuelta al mundo, ¿cuánto tardaría?
2º) Si yo quisiera venderme, ¿cuánto valdría?
3º) ¿Qué cosa estoy yo pensando que no es verdad?

El abad regresó al monasterio y se sentó en su despacho a pensar y pensar, y pensó tanto que por las orejas le salía humo. Se pasaba todo el día pensando, pero no se le ocurría nada; pensar sólo le daba un fuerte dolor de cabeza. Hasta entró en la biblioteca del monasterio por primera vez en su vida para buscar y rebuscar en los libros las soluciones y las respuestas que necesitaba.
Pasaba el tiempo sin que el abad resolviera los enigmas que le había planteado el Señor Obispo. Cuando ya quedaban pocos días para que se cumpliera el año de plazo salió a pasear por el bosque y se sentó desesperado debajo de un árbol.
Un joven y humilde fraile pastor que estaba cuidando las ovejas del monasterio le oyó lamentarse y le preguntó qué le ocurría. El abad le contó la entrevista con el Señor Obispo y los tres enigmas que le había planteado para probar sus conocimientos. El frailecillo le dijo que no se preocupara más porque él sabría como contestar al Señor Obispo. Así que, el mismo día que se terminaba el año de plazo, se presentó el joven fraile ante el Señor Obispo disfrazado con el hábito del abad y la cabeza cubierta con la capucha para que el Obispo no pudiera reconocerlo.
Después de recibirlo, el Señor Obispo quiso saber las respuestas a sus enigmas y volvió a plantear al falso abad la primera pregunta:
Si yo quisiera dar la vuelta al mundo… ¿cuánto tardaría?
Si Su Ilustrísima caminara tan deprisa como el sol -contestó rápidamente el frailecillo- sólo tardaría veinticuatro horas.
El Obispo después de pensarlo un rato quedó satisfecho con la respuesta, así que pasó a la segunda pregunta:
Si yo quisiera venderme… ¿cuánto valdría?
El frailecillo respondió sin dudarlo:
Quince monedas de plata.
Cuando el Obispo oyó esta respuesta preguntó:
¿Por qué quince monedas?
Porque a Jesucristo lo vendieron por treinta monedas de plata y es lógico pensar que Su Ilustrísima valga sólo la mitad.
Le iban convenciendo al Señor Obispo las respuestas de aquel abad y empezaba a pensar que no era tan tonto como le habían dicho.
Entonces realizó la tercera y última pregunta:
¿Qué cosa estoy yo pensando que no es verdad?
Su Ilustrísima piensa que yo soy el abad del monasterio cuando en realidad sólo soy el fraile que cuida de las ovejas.
Entonces el Obispo, dándose cuenta de la inteligencia de aquel joven fraile, decidió que el frailecillo ocupara el cargo de abad y que el abad se encargara de las ovejas.
….
Este cuento puede transmitir varias lecciones. Hoy me dice: “Te conviertes en el papel que interpretas”.

lunes, 9 de enero de 2017

¿Que significa ser pobre?

Hoy les dejamos una historia con un mensaje positivo muy bueno y una moraleja increíble, esta historia habla de austeridad y pobreza, y el verdadero significado de la palabra pobreza... ¿Que significa ser pobre?

que significa ser pobre

Historia con Mensaje Positivo : ¿Que significa ser pobre?

Un niño rico acomodado, acostumbrado a los lujos y lo material le preguntó a su padre.
- Papi, ¿Que significa ser pobre?
El empresario, queriendo que su hijo supiera lo que es "ser pobre", lo llevó para que pasara un par de días en la montaña con una familia campesina. Pasaron tres días y dos noches en su modesta vivienda.
En el automóvil, retornando , el padre preguntó a su hijo:
- ¿Qué te pareció la experiencia?..
- Buenísima- contestó el hijo, con la mirada puesta a la distancia.
- Y... ¿qué aprendiste?
Insistió el padre...
El hijo contestó:
1- Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro.
2- Nosotros tenemos un jacuzzi.. y ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos.
3- Que nosotros tenemos reflectores para alumbrar nuestro jardín... mientras que ellos se alumbran con las estrellas y la luna.
4- Nuestro patio llega hasta la cerca y el de ellos llega al horizonte.
5- Que nosotros compramos nuestra comida;.. ellos, siembran y cosechan la de ellos.
6- Nosotros oímos música por el iPhone... ellos escuchan una perpetua sinfonía de golondrinas, ranas, ovejas, grillos, gallos por la mañana y otros animalitos.
7- Nosotros cocinamos en hornos microondas...ellos, todo lo que comen tiene ese sabor del fogón de leña.
8- Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas.... ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos.
9- Nosotros vivimos conectados al smartphone, Facebook, Twitter, televisor... ellos, en cambio, están "conectados" a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus siembras, a su familia.
El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo... y entonces el hijo terminó:
- ¡Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos! ¡Y lo rico que son ellos!

No nos equivoquemos al pensar que la riqueza esta en el dinero y lo material.
LO MATERIAL NO LO ES TODO EN ESTA VIDA... Lo más importante es disfrutar de todo aquello que ni todo el dinero del mundo podría comprar..
"La humildad y la sencillez te hacen grande nunca lo olvides".

martes, 3 de enero de 2017

El ojo sólo ve lo que hay en el corazón

Después de varios años sin verse, dos amigos de la infancia se encontraron por casualidad y entablaron un diálogo. Al cabo de unos minutos uno le preguntó al otro:

-Desde tu punto de vista, ¿qué parezco?

Pareces un venerable Buda, respondió el amigo…

-¿Sabes tú a mí qué me pareces? (dijo el primero) Me pareces un don nadie.

En eso que pasó un sabio por delante de ellos, se detuvo un instante y les dijo: “El ojo sólo ve lo que hay en el corazón, tu amigo te veía como un Buda, lo que demuestra que tiene un buda en el corazón; tú, en cambio, le has dicho que parece un don nadie.

¡Piensa qué es lo que tienes en el corazón!

El ojo sólo ve lo que hay en el corazón

Mensajes Positivos similares