viernes, 9 de julio de 2021

Colocándole el cascabel al gato - Fábula de Esopo

Una fábula de Esopo muy reconocida. "Colocándole el cascabel al gato" o "Poniéndole el cascabel al gato" es un cuento corto clásico que vale la pena leer.

Colocándole el cascabel al gato

Colocándole el cascabel al gato - Fábula de Esopo

Desde hacía mucho tiempo, los ratones que vivían en la cocina del granjero no tenían qué comer.

Cada vez que asomaban la cabeza fuera de la cueva, el enorme gato gris se abalanzaba sobre ellos. Por fin, se sintieron demasiado asustados para aventurarse a salir, ni aún en busca de alimentos, y su situación se hizo lamentable. Estaban flaquísimos y con la piel colgándoles sobre las costillas. El hombre iba a acabar con ellos. Había que hacer algo. Y convocaron una conferencia para decidir qué harían.

Se pronunciaron muchos discursos, pero la mayoría de ellos sólo fueron lamentos y acusaciones contra el gato, en vez de ofrecer soluciones al problema. Por fin, uno de los ratones más jóvenes propuso un brillante plan.

- Colguemos un cascabel al cuello del gato - sugirió, meneando con excitación la cola. - Su sonido delatará su presencia y nos dará tiempo de ponernos a cubierto.

Los demás ratones vitorearon a su compañero, porque a todas luces, se trataba de una excelente idea. Se sometió a votación y se decidió, por unanimidad, que eso sería lo que harían. Pero cuando extinguió el estrépito de los aplausos, habló el más viejo de los ratones... y por ser más viejo que todos los demás, sus opiniones se escuchaban siempre con respeto.

- El plan es excelente - dijo - y me enorgullece pensar que se le ha ocurrido a este joven amigo que está aquí presente.

Al oírlo, el ratón joven frunció la nariz y se rascó la oreja, con aire confuso.

- Pero... - continuó el ratón viejo -¿quién será el encargado de colocarle el cascabel al gato?

Al oír esto, los ratoncitos se quedaron repentinamente callados, muy callados, porque no podían contestar a aquella pregunta. Y corrieron de nuevo a sus cuevas... hambrientos y tristes.

domingo, 4 de julio de 2021

Carta a mi niña que está sanando

Un hermoso texto que encontramos en Facebook titulado "Carta a mi niña que está sanando" y queremos compartirlo con ustedes en nuestro blog Mensaje Positivo.

Si te gustó, no olvides compartir en tus redes sociales y seguirnos en las nuestras para ver más mensajes positivos.

Carta a mi niña que está sanando

Carta a mi niña que está sanando

Mi amada niña cristal,

divina esencia, 

gracias eternas

por elegir llegar a estar tierra,

y al encontrarte con tanto sufrimiento, no desistir, 

gracias por esa fortaleza

disfrazada de vulnerabilidad,

inocencia e ingenuidad,

gracias genuino corazón,

que siempre estuvo (y está) 

pulsando y latiendo

con fe y esperanza

de que existiría un mañana mejor. 

Mi niña altamente sensible,

que buscaste amor

y no encontraste más que dolor,

aquí y ahora, y para siempre,

te doy todo el amor que mereces. 

He reemplazado los golpes y los gritos, por suaves caricias y dulces palabras de amor, para ti. 

Oh niña que te has sentido víctima..

que te has sentido rechazada y excluida por tanto tiempo,

te comprendo

y abrazo inmensamente,

acunandote en mis brazos

te de-muestro que SI existe la bondad, más allá de la maldad.

Aquí estoy, reAprendiendo, disolviendo todo miedo

con la gracia divina,

y la alegría del existir,

para que amemos en libertad.

Mi niña maltratada, abusada,

te tomo de la mano con fuerza amorosa y te repito,

que aquí estoy para de-mostrarte

que existe el amor capaz de hacer alquimia, mas allá del deseo egoísta,

un amor que sana y reconstruye. 

Aqui estoy como mujer recordando mi medicina, curando las heridas con mucha pazciencia y delicadeza,

para que abras tus alas de hadita, y vueles

en libertad. 

Amada niña,

aquí y ahora, y para siempre,

serás amada.

Gracias por tu valentía de creSer confiando, siempre confiando, que amando crecería sin fin ese inmenso corazón.

Aquí y ahora te abrazo

y crezco,

florezco con mucho amor. 

Pues del dolor aprendí

y me fortalecí. 

Hoy te digo, hoy me digo

no es en vano todo lo que vivimos, todo lo sentimos,

porque gracias a ese incomprensible sufrimiento,

hoy desde la comprensión estoy reencarnando a mi mujer sabia, recordando mi sagrado ser.

Por ti, por mi, por ellos, por ellas, por mis antepasados y los que vendrán

Elijo hacerme cargo y responsable, con la fuerza del perdón.

Perdono todo daño de mi niña lastimada, comprendiendo, que no hay víctimas,

no hay culpables.

Hoy con amor suelto aquellas historias que nos contamos, 

y renazco

con la fuerza del perdón.

Hoy soy mi propia madre,

hoy soy mi propio padre,

les libero de la culpa comprendiendo que hicieron lo mejor que pudieron. 

Tomo a mi niña, la integro y le muestro el camino, en Amor, siempre en Amor.

Bienvenida a casa 

Algunas normas sociales que pueden ayudarte

Encontramos este texto en Facebook y nos pareció genial para compartir en tus redes sociales, estas son algunas normas sociales que pueden ayudarte, son simples y mejorarán tu vida y la de los demás.

Algunas normas sociales que pueden ayudarte

Algunas normas sociales que pueden ayudarte

1. No llames a nadie más de dos veces seguidas. Si no responde a tu llamada, asume que tiene algo importante que hacer;

2. Devuelve el dinero que prestaste antes de que la otra persona recuerde que te lo prestó. Esto muestra tu integridad y carácter. Lo mismo ocurre con paraguas, bolígrafos y cajas de almuerzo;

3. Nunca pidas el plato más caro del menú cuando alguien te ofrece un almuerzo o una cena. Si es posible, pídele que ordene el plato que elija para ti;

4. No hagas preguntas incómodas como ′′ Oh, todavía no estás casado O ′′ No tienes hijos ′′ o ′′ Por qué no compraste una casa? O por qué no compras un auto? Por el amor de Dios, no es tu problema;

5. Siempre abre la puerta a la persona que viene detrás de ti. No importa que sea niño o niña, senior o junior. Uno no se hace pequeño tratando bien a alguien en público;

6. Si tomas un taxi con un amigo y paga ahora, intenta pagar la próxima vez;

7. Respeta los diferentes tonos de opinión. Recuerda que lo que es el número 6 para ti será el 9 para la persona que te enfrenta. Además, una segunda opinión es buena para una alternativa;

8. Nunca interrumpas a la gente que habla. Dejen que se afloren. Como dicen, escuchenlos a todos y filtrenlos a todos;

9. Si estás bromeando con alguien y no parece apreciarlo, para y nunca lo vuelvas a hacer. Esto le anima a hacer más y muestra cuánto lo aprecias;

10. Di ′′ gracias ′′ cuando alguien te ayude.

11. Alquilar en público. Critica en privado;

12. Casi nunca hay razón para comentar el peso de una persona. Solo di: ′′ Te ves fantástico ". Si quieren hablar de su pérdida de peso, lo harán;

13. Cuando alguien te muestra una foto en su teléfono, no deslizes a la izquierda o a la derecha. Nunca sabes lo que va a seguir;

14. Si un colega te dice que tiene una cita con el médico, no le preguntes para qué sirve, simplemente di ′′ Espero que estés bien ". No los pongas en la posición incómoda de Tener que contarte sobre su enfermedad personal. Si quieren que lo sepas, lo harán sin tu curiosidad;

15. Trata al agente de mantenimiento con el mismo respeto que el CEO. Nadie está impresionado con la grosería con la que puedes tratar a alguien de tu rango, pero la gente se dará cuenta si los tratas con respeto;

16. Si una persona te habla directamente, mirar tu teléfono es grosero;

17. Nunca des consejos antes de que te lo pidan;

18. Cuando conoces a alguien después de un largo tiempo, a menos que quiera hablar de ello, no le preguntes su edad y su salario;

19. Preocúpate de tus asuntos, a menos que estés directamente interesado - mantente fuera;

20. Quítate las gafas de sol si hablas con alguien en la calle. Es una señal de respeto Además, el contacto visual es tan importante como tu discurso;

21. Nunca hables de tus riquezas en medio de los pobres. Igualmente, no hables de tus hijos en medio de los estériles.

22. Después de leer un buen mensaje, trata de decir ′′ Gracias por el mensaje ". * LA APRECIACIÓN * sigue siendo la forma más fácil de conseguir lo que no tienes.