martes, 21 de marzo de 2023

Oración a la Santa Muerte para que piense en mi

Oración a la Santa Muerte para que piense en mi, si quieres mejorar las probabilidades de que esa persona te ame, no te pierdas el amarre desesperado por ti en nuestro blog.

Oración a la Santa Muerte para que piense en mi

Oración a la Santa Muerte para que piense en mi

Te ruego Santisima Muerte yo confió en ti y en tu Bendición….

Por los poderes de la tierra,

Por la presencia del fuego,

Por la inspiración del aire,

Por las virtudes del agua,

Invoco y conjuro a la Santa Muerte,

Por la fuerza de los corazones sagrados y de las lágrimas derramadas por amor,

Para que se dirijan a (Nombre de la persona) donde QUIERA QUE esté, trayendo su espíritu ante mi (Tu nombre) amarrándolo definitivamente al mío.

Que su espíritu se bañe en la esencia de mi amor y me devuelva el amor en cuádruple.

Que (Nombre de la persona) jamás quiera a otra persona y que su cuerpo solo a mi (Tu nombre) me pertenezca.

Que (Nombre de la persona) no beba, no coma, no hable, no escuche, no cante a no ser en mi presencia.

Que mis recuerdos lo apresen para siempre, por los poderes de esta Oración.

Mi Niña Blanca, Santísima Muerte gira y use su poder y aleje a (Nombre de la persona) de cualquier OTRA mujer con quien el este en este momento;

Y si estuviera que llame mi Tu nombre.

Quiero amarrar el espíritu y cuerpo de (Nombre de la persona) porque lo quiero amarrado y enamorado de mi (Tu nombre)

Quiero que (Nombre de la persona) se quede dependiente de mi amor, quiero verlo loco por mi (Tu nombre) deseándome como si yo (Tu nombre) fuese la última persona de la faz de la tierra.

Quiero su corazón prendido a mí eternamente, que en Nombre De La Gran Reina Santísima Muerte florezca este sentimiento dentro de (Nombre de la persona) dejándole preso a mi 24 horas por día. OH Mi Niña Blanca, Santísima Muerte, has de traer a (Nombre de la persona) para mi, pues yo a el lo deseo, y lo quiero deprisa. Por tus poderes ocultos, que (Nombre de la persona) comience a amarme a mi (Tu nombre) a partir de este exacto instante y que el piense sólo en mi (Tu nombre) como si yo fuese la única persona del mundo.

Que (Nombre de la persona) venga corriendo hacia mí, lleno de esperanzas y deseo, que (Nombre de la persona) no tenga sosiego hasta que venga a buscarme, y vuelva a mí.

Santísima Muerte yo te imploro para que me traigas a (Nombre de la persona)

Que (Nombre de la persona) me ame mucho CON SU ALMA, venga manso y como yo deseo.

Yo le agradezco a La Santísima Muerte.

Y prometo siempre llevar su nombre conmigo. OH! Poderosa Mi Niña Blanca, santísima Muerte,

Quiero de vuelta a mi amado (Nombre de la persona) que me entristece con su desprecio,

QUIERO que (Nombre de la persona) olvide y deje de una vez y por todas, todos los otros amores y a los que nos quieran apartar.

Que (Nombre de la persona) sea desanimado y frío con otras personas,

Que desanime y sea frío con todas las otras mujeres,

Que cualquier otra mujer con quien este (Nombre de la persona) se estrese con el, pelee con el y salga inmediatamente de la vida de el y le tome enojo, odio, aversión y rabia de el y no se retracte de nada.

Y que (Nombre de la persona) tome enojo, odio, aversión y rabia de cualquier otra mujer que ande con el ahora y que ellos terminen esa relación urgentemente.

Que (Nombre de la persona) se sienta solo, humillado y avergonzado.

Que el venga a mi (Tu nombre), pida mi amor y mi perdón. Oh! Linda Poderosa Santa Muerte, Que en este momento (Nombre de la persona) no quiera más andar con nadie ni con sus amigos. Que quede solo pensando en mí y pensando cómo va a hacer para HACERME FELIZ.

Necesito Mi Niña Blanca una señal, una llamada telefónica, cualquier contacto para yo saber si (Nombre de la persona) piensa en mi y que me quiere, y me quite de esa oscuridad.

Que (Nombre de la persona) hable conmigo, que sienta que me echa de menos.

Usted es Fuerte y Poderosa, traiga a (Nombre de la persona) VENCIDO a mis pies, para no más salir, y que venga Corriendo, que deje todo y a todos y que sólo piense en mi (Tu nombre)

Linda Poderosa Niña Blanca, Santísima Muerte que con su Grande y Fuerte Poder quite todas las barreras que están impidiendo que (Nombre de la persona) ME AME LOCAMENTE y desee unirse a mi (Nombre de la persona). Quiero a mi amado, amándome y admirándome siempre.

Que el no sienta mas deseos sexuales por ninguna otra persona.

Que sus deseos sean sólo para mi (Tu nombre)que sus pensamientos, gentilezas y bondades sean sólo para mí.

Que (Nombre de la persona) quiera mucho de verdad que yo (Tu nombre) me Quede Con el y se case conmigo.

Pero además, quiero que usted, Linda Poderosa Santa Muerte, aleje de (Nombre de la persona) todas y cualquier otra mujer.

Y Que podamos ser felices juntos EL Y YO.

Que el sólo sienta atracción y deseo sexual por mi.

Que el me llame por teléfono, desde ya y a todo instante.

Que sienta nostalgia por mi persona, y que sufra lejos de mi (Tu nombre) y no aguante mas sufrir.

Quiero que el me busque hoy y ahora. Quiero oír la voz de el pidiendo verme para quedarse conmigo y volviendo a mi (Tu nombre) para siempre, diciendo que me ama y que me quiere solo a mi. Pidiéndome Matrimonio a corto plazo. Gracias por el Gran Favor Concedido.

Prometo Mi Niña Blanca (Nombre de la persona) en este momento en cualquier lugar en que se encuentre tu pondrás tu concentración y tus pensamientos de nuevo a mí (Tu nombre) tu entiendes que no puedes vivir sin mí. En este momento comenzaras a descartar tu orgullo. En este momento tu estás dispuesto a llamarme. En este momento estás pensando en mí (Tu nombre). Va a tratar de resistir. No te resistas. Si tu (Nombre de la persona) no me llamas ahora, me vas a llamar más tarde. Pero ahora tu puedes estar seguro de que me llamarás. Tu entiendes que estas enamorado de mí y no puedes estar sin mi presencia. En este momento tu piensas en mí (Nombre de la persona) invoco a los tres Ángeles, Miguel, Gabriel y Rafael, para iluminar tu corazón (Nombre de la persona) y deshacer cualquier duda. Lo que Miguel expulsara cerca de ti El Espíritu Del Mal, todas las influencias del mal. Gabriel para anunciar a ti (Nombre de la persona) mi nombre (Tu nombre), que soplan al oído la palabra amor y te acuerdas de mí (Tu nombre), anuncio a su Ángel De La Guarda. Rafael que utilizan el bálsamo curativo para sanar la desconfianza que se ha desarrollado en tu corazón, y para mantener abierta la cicatriz del amor y el deseo para mí (Tu nombre). Que así sea. Con todo mi amor!

Cederá a lo que estoy esperando por ti, amen. Prometo Mi Niña Blanca,

Amén 

Poderoso hechizo de amarre de miembro masculino

Si quieres que a tu pareja no le funcione en la cama con otras mujeres y no pueda tener sexo con otra que no seas tú, este es el Poderoso hechizo de amarre de miembro masculino que debes realizar y aquí te contamos cómo hacerlo.

Si estás tratando regresar con tu ex, te invitamos a conocer la oración del desespero para que tu ex pareja vuelva.

Poderoso hechizo de amarre de miembro masculino

Poderoso hechizo de amarre de miembro masculino

Para qué sirve este amarre:

Para que a tu pareja no se le pare con otras mujeres.

Necesitarás:

  • 7 velas en forma de miembro masculino rojas.
  • Un alfileres de cabeza roja.
  • Fluidos tuyos.
  • Canela molida.
  • Miel.
  • Azúcar.
  • Un plato blanco.

Cómo hacer el hechizo de amarre de miembro masculino:

Colocarás el nombre de la persona en la vela , de la punta a la base. Después, untarás tus fluidos en toda la vela.

A continuación también untarás la vela con miel, canela molida y el azúcar.

La colocaremos en un plato blanco grande, la encenderemos y pronunciaremos en voz alta este hechizo:

“Oh benditos seres de luz hoy los llamo para

Ofrecerles esta vela y que su juicio,

Pensamiento, voluntad y miembro de

(nombre de la persona) piense solo en

(nombre tuyo) donde quiera que este.

Que (nombre de la persona) no piense

En otra persona si no solamente en mi,

Que su cuerpo sea convertido en

un imán atraído hacia mi.

Conjuro esta vela por su cuerpo,

Miembro y pensamiento para que

Solo conmigo (nombre de la persona)

Se sienta totalmente completo.

Conjuro su voluntad y su corazón

Para que solo sienta amor por

(nombre tuyo).

Conjuro su pensamiento y deseos

Para que solo yo viva en ellos

Y en mi persona yo te conjuro.

Con dos te veo, con tres te ato,

La sangre bebo y el corazón

Te amarro.

Dejar consumir la vela (una diaria durante 7 días) y todo el residuo lo deberás dejar debajo de tu cama por 7 días después echar en una bolsa negra y dejarlo en un cruce de 4 caminos.

Tips para brujas : Cómo limpiar una casa

A todas las brujas nos encanta la limpieza. Pero ¿sabes cómo empezamos? Te vamos a contar el secreto de una bruja para limpiar el hogar y además, te invitamos a leer nuestro post "Las casas están vivas" que habla de la limpieza y el orden en el hogar. Esperamos que te guste.

Tips para brujas : Cómo limpiar una casa

Tips para brujas : Cómo limpiar una casa

Abrimos las puertas y ventanas, dejamos el sol y el viento pasar, ponemos una canción muy inspiradora, encendemos varios inciensos de limpieza, y empezamos siempre los fondos hacia adelante.

Sacamos todo el polvo, organizamos y acomodamos los muebles, porque el desorden no es bienvenido en casa, deja las energías estancadas, y en la casa de la bruja las buenas energías son siempre bienvenidas, y ¡deben circular por la casa!

Se acabó los inciensos enciende otros.....

Cuando termine la limpieza física de la casa, hacemos la limpieza espiritual, con nuestra escoba vamos barriendo todo de atrás hacia delante también, pero sin tocar la escoba en el suelo, en la medida que va barriendo vaya diciendo :

La limpieza de la bruja

"con la escoba limpio las energías.

Con la escoba tiro lo que es malo.

Con la escoba traigo protección"

Esparce flores, deje su casa colorida, pues la magia es atraída por la alegría, y los colores siempre ayudan.

Si tiene una campana de los vientos, ponlos donde el viento golpee porque su sonido atrae a los elementales del aire, encárgate de cristales en casa también, atraerá a los elementales de la tierra.....

Muy honrado de tener en casa, es una fuente de agua, además de ser hermosa, atrae a los elementales del agua y trae la energía de los buenos sentimientos.

Al final, pasa un sahumo de romero y su casa estará limpia y protegida.

Así es, la casa de la bruja tiene de un todo, y todo lo que tiene, tiene su significado...

Ritual para atraer dinero con azúcar y agua

Realice de manera sencilla y use este ritual para atraer el dinero con azúcar y agua.

Si usted quiere hacerse rico, no se pierda este Ritual para atraer dinero, si desea un milagro en su vida, de cualquier índole y en cualquier área de su vida, le invitamos a realizar una Oración a la Santa Muerte para pedir un milagro.

Ritual para atraer dinero con azúcar y agua

Ritual para atraer dinero con azúcar y agua

Ingredientes para preparar el ritual para atraer el dinero con azúcar y agua

Como bien lo dice el nombre, no es nada difícil de averiguar! Necesitamos:

  • Un vaso de cristal que sea liso
  • Agua
  • Cucharada sopera de azúcar
  • Papel de color blanco
  • Lápiz o boli amarillo

*El lápiz se puede utilizar el color verde porque el color verde es el color del dinero, también puedes utilizar un color amarillo porque es también el color de la prosperidad, la abundancia y por supuesto el éxito.

¿Qué tengo que hacer para atraer dinero?

Vamos a realizar el ritual:

En primer lugar, llenamos el vaso de agua. Luego cogemos el papelito y ahí vamos a colocar tu nombre completo, tu fecha de nacimiento y tu dirección donde naciste, ¡ojo! donde naciste y no donde vives ahora, la dirección o la ciudad.

Repetimos, es la ciudad de donde naciste la que tienes que poner, lo reiteramos porque es algo que nos suelen de preguntar mucho en otros rituales.

Bueno, seguimos, ese papelito lo vamos a colocar abajo en el vaso de cristal, (dentro) en este vaso de cristal le vamos a agregar la cucharada de azúcar. La medida que yo pongo es una cucharada sopera de azúcar da igual qué azúcar sea.

Mezclamos un poco y tú en el momento que vas imaginando vas mezclando e imaginando como llega la prosperidad a tu vida y mejoran las cosas, sigues mezclando y te vas imaginando ese trabajo que tú quieres, que logras tener ese dinero que necesitas para pagar tus deudas o para lo que tú quieras y anhelas.

Mezcla y da igual que no se disuelva por completo.

Cuándo hacer este ritual para el dinero:

Este ritual se recomienda hacerlo en jueves, viernes o domingo. La hora no tiene preferencia, aunque yo te recomiendo que sea por la mañana o por la tarde, antes de que sea de noche, ya que este ritual es positivo y solar.

Entonces podemos elegir el mejor momento del día mientras que esté el sol fuera, de otra manera a tendrá los mejores resultados.

Qué hacer con este ritual

Una vez que ya lo tenemos todo listo, lo vamos a dejar tres días y al cuarto día, tiramos el agua.

Durante los tres días, podemos colocar el vaso en nuestra mesita de noche o en un lugar cercano a nosotros, eso sí, como siempre digo, siempre lejano de miradas indiscretas.

Si vives en una casa la tiras en la calle fuera de casa y si vives en un departamento pues en lo vacías en el baño.

Después de vaciar el vaso, lo podemos lavar con jabón y lo podemos seguir utilizando con normalidad.

Poderoso amuleto de ajo para atraer dinero

Realice de manera sencilla y use este poderoso amuleto de ajo para atraer dinero con ajo.

Si usted quiere hacerse rico, no se pierda esta Oración para hacerse rico, si desea un milagro en su vida, de cualquier índole y en cualquier área de su vida, le invitamos a realizar una Oración a la Santa Muerte para pedir un milagro.

Poderoso amuleto de ajo para atraer dinero

Poderoso amuleto de ajo para atraer dinero

El ajo repele toda la carga negativa, las malas vibraciones, rompe hechizos, corta la brujería, las maldiciones y termina con la mala suerte y destruye obstáculos. El ajo tiene la capacidad de transformar cualquier mala energía en oportunidades para el cambio.

El diente de ajo es un poderoso y antiguo amuleto que servirá entonces para que no te falte el dinero y atraigas la suerte. Es uno de los mejores amuletos caseros para atraer dinero.

Para este trabajo lo único que vas a necesitar es:

  • un diente de ajo
  • un pedacito de papel de aluminio, también puede servir un pedacito de papel de color blanco y liso.

Cómo hacer un poderoso amuleto de ajo para atraer dinero

El procedimiento es muy sencillo, tienes que coger una cabeza de ajo y seleccionar uno de los dientes de ajo que va a ser tu talismán para atraer ese dinero y esa protección a tu vida. Tan solo un diente de ajo sin pelar. Lo que vamos a hacer es envolverlo con el papel aluminio y así como está lo vamos a colocar dentro de tu cartera o de tu bolso y así es cómo vamos a poner ajo en la cartera para atraer dinero.

Hay una creencia popular que dice que si quieres tener suerte en los juegos de azar, tienes que llevar este poderoso amuleto en el bolsillo izquierdo y tocarlo cada vez que hagas una apuesta y así estarás atrayendo a tu vida las buenas energías

Hechizo para ganar la lotería

Si quieres ganar la lotería, comienza haciendo este hechizo para ganar la lotería. Te invitamos a leer también esta oración para recibir dinero en nuestro blog Mensaje Positivo.

Hechizo para ganar la lotería

hechizo para ganar la loteria

Elementos necesarios:

  • Vela verde.
  • Péndulo.
  • Ramas de romero.
  • Ralladura de la cáscara de limón.
  • Sal marina.
  • Incienso de mirra.
  • Una hoja o un papel de color verde.

Cómo hacer el Hechizo para ganar la lotería:

Enciende la vela y el incienso de mirra. Mezcla en un plato el romero, la ralladura de la piel del limón y la sal. La misma cantidad de romero, limón y sal.

Cuando esté encendida la vela y el incienso, forma un círculo delante de ti sobre una mesa o tu altar mágico donde vas a realizar el ritual mágico.

Sobre ese círculo deposita toda la mezcla que tienes preparada de romero, limón y sal. En ese espacio dentro del círculo es donde harás el hechizo.

Ahora es el momento de usar la hoja o el papel verde. Tiene que ser cuadrado y en él, con un boli de tinta negra apunta el primero número de la lotería que compraste. En la parte de detrás del papel tienes que escribir el nombre de la lotería (euromillon, quiniela, chispazo) y el día exacto de cuándo se va a realizar el sorteo. Vas a usar una hoja para cada número de la lotería.

Cuando tengas todas las hojas con el número listo ¡Empezamos con el hechizo!

Las hojas las tienes que poner dentro del círculo, los números tienen que estar hacia arriba. Con la mano izquierda vas a tener que usar el péndulo pero sin que la parte principal, donde se encuentra el mineral o hierro toque la mesa. Con esto te quiero decir que tienes que sostener bien el péndulo por donde termina la cadena. Prepárate, porque ahora es donde aparece la magia en todo esto.

Tienes que pronunciar esta frase, mientras que sostienes el péndulo sobre la hoja de color verde que está dentro del círculo.

"Yo (pronuncia tu nombre y apellidos) deseo saber si el número (ve pronunciando el número que esté en la hoja que preparaste) aparecerá en el (nombre de la lotería) del próximo (pronuncia el día en el que se va a realizar el sorteo)"

Si pronuncias la frase y se nota un movimiento brusco en el péndulo es que ese número va a salir en la lotería. Ve apuntando los números que si van a salir en la lotería para que conformes una nueva combinación si el péndulo te dice que 3 de los 5 números van a salir en el sorteo, por ejemplo.

Imaginemos que dentro del círculo tienes 5 números y hubo movimientos del péndulo en solo 2 de ellos. Apuntamos estos dos números y preparamos más hojas con 3 números diferentes a los tenias en las hojas de antes. Volvemos a pasar el péndulo hasta dar con nuestra combinación ganadora. El péndulo te dirá cual es la combinación que hará ganar la loteria. Suerte.

Espero que logres tu sueño de ganar y que compartas en los comentarios tu experiencia con este hechizo mágico.

Oración para eliminar daños y voltear velas

Una poderosa oración que encontramos en Facebook y queremos compartirla con ustedes en nuestro blog Mensaje Positivo.

Se titula "Oración para eliminar daños y voltear velas" y es una oración al poderoso San Deshacedor.

Si te gustó, no olvides compartir en tus redes sociales y seguirnos en las nuestras para ver más mensajes positivos.

También te invitamos a seguir leyendo en nuestro blog el post sobre cómo saber si te hicieron un hechizo o un amarre para que sepas si necesitas realizar esta oración.

Oración para eliminar daños y voltear velas

ORACIÓN PARA ELIMINAR DAÑOS Y VOLTEAR VELAS

¡Oh, poderoso San Deshacedor!

justiciero de la maldad y la codicia:


Hoy vengo humillado a tus pies

para pedirte permiso

para que según viro esta vela,

(Voltear la vela ahora)

se le deshaga a mis enemigos y mis contrarios,

hombre o mujer,

todo lo malo que estén haciendo

contra mí o mi casa

y a todo lo que me pertenezca a mí.


San Deshacedor glorioso,

héroe contra el mal y la injusticia,

quiero que como he venido yo,

humillado a ti, así quiero,

que vengan mis enemigos y contrarios

en nombre del Padre y del Hijo

y del Espíritu Santo.


Que con estas tres palabras benditas

llames a mis enemigos

para que vengan humillados a mis plantas

como fue humillado Satanás

a los pies de San Miguel.


Ojos tengan y no me vean,

corazón tengan y sean prisioneros,

sentidos y no me sientan,

oídos y no me oigan,

manos tengan y no me cojan,

pies tengan y no me alcancen,

cuchillos tengan y no me corten,

carabina y se le llene de agua la boca

y no me hablen nunca más.


San Deshacedor, deshaz de mi casa

todo mal que en ella se encuentre

convirtiéndolo en nada;

que todo el que pretenda disponer

de algo de mi persona se le deshaga esa idea

y quede arrepentido.


San Deshacedor,

santo de gran poderío,

deshazle la idea

a quien quiera mi enemigo ser.


Amén.


Se rezan 3 credos, 2 Padres Nuestros y 1 Ave María.

Ritual de amarre con candado y vela roja

Un interesante ritual que encontramos en Facebook y queremos compartirlo con ustedes en nuestro blog Mensaje Positivo.

Se titula "Ritual de amarre con candado y vela roja" y es ideal para quienes están buscando atraer a su persona tan amada y hacer que nunca se separe de ti.

Si te gustó, no olvides compartir en tus redes sociales y seguirnos en las nuestras para ver más mensajes positivos.

También te invitamos a seguir leyendo en nuestro blog el post "Oración del perro faldero para atraer y dominar al ser amado" que también tiene un mensaje positivo similar.

RITUAL DE AMARRE CON CANDADO Y VELA ROJA 


Ritual de amarre con candado y vela roja

Objetivos:

La práctica de este ritual tiene por objeto atraer a la persona amada y que no se separa de nosotros.

Se necesitan los siguientes elementos:

1 candado con tres llaves

1 cadenita de hierro

1 vela roja

1 Barita de sándalo.

Preparación:

No es necesario realizar este ritual en un momento determinado del día o fase lunar determinada. Lo puedes hacer en casa siempre que lo hagas de una forma consciente.

Prepara el altar ritual de la forma acostumbrada.

Toma la vela roja y escribe el nombre de la persona amada.

Enciende la barita de sándalo.

Enciende la vela roja

Coge la cadenita y líala alrededor de la vela. Cierra los extremos de la cadena con el candado.

Deja que se consuma la vela.

Implora esta plegaria:

Por los poderes de Venus, que ardan sus sentimientos en la noche del amor y lo amarre conmigo para siempre, con la misma fuerza que este candado une la cadena.

Dejar que se consuma toda la vela. Vigilar la vela de vez en cuando. No quiero que tu casa se queme.

Cuando la vela se haya consumido, recoge la cera y tírala a un río, mar, manantial o una fuente. Lo puedes hacer al día siguiente. No lo tienes por qué hacer en el momento.

Toma la cadena y entiérrala en tierra, con el candado CERRADO.

Deshazte de la llave para siempre.

Oracion a Todas las Santas Muertes

Encontramos en Internet la Oración a Todas las Santas Muertes y la compartimos aquí, ya que sabemos que muchos devotos de la Santa Muerte buscan en nuestro blog oraciones para conseguir sus objetivos y milagros.

Quizás también te interese esta Oración a la Santísima Muerte para atraer a nuestro ser amado que también ha sido comprobada por varios usuarios del blog.

Oracion a Todas las Santas Muertes

Oración a Todas las Santas Muertes

Santa Muerte bendita, Santa Muerte de mi corazón

No me desampares con tu protección

Santa Muerte niña blanca, haz que tu poder aleje la enfermedad de mi hogar

Y que la salud esté con todos mis seres queridos

Danos luz y fortaleza.

Santa Muerte negra, tú eres la protección a los males y a los daños

Aleja mis enemigos y ábreles el camino

Para que no tengan más ira en contra mía

Cierra sus ojos del odio en contra mía

Y dales el poder para que encuentren paz interior.

Santa Muerte roja, tú que ayudas al amor,

Acerca la pasión y el buen entendimiento

En mi pareja, en mi hijos, en mis padres, mis hermanos

Y en todos mis seres queridos

Para que vivamos en paz y amor por los siglos de los siglos.

Santa Muerte amarilla, aleja de mi hogar las envidias

Y las discordias de la gente de mal carácter

Concédeles el deseo de tener lo que necesitan

Para obtener su paz interior

Y que así no sigan dañando a más gente

Santa Muerte dorada, ayúdanos a que se destierre de nuestro cuerpo

De nuestra alma, de nuestro espíritu,

Casa trabajo o factoría, cualquier mal o daño que nos hagan directa o indirectamente para cerrar nuestros caminos

Consume cualquier brujería o hechicería

Santa Muerte azul, acerca la armonía, la sabiduría y paz a mi hogar

Para que con esta armonía pueda lograr el progreso y la prosperidad de mi familia

Santa Muerte verde, atrae el dinero y la protección a mi negocio

Llama a clientes y que venga la abundancia para mi.

Santa Muerte Niña blanca, con esta oración te pido protección

Te pido que escuches mis peticiones y que apartes de mi las malas acciones

Asimismo como ciervo fiel, divulgaré tu devoción

Como alimento espiritual para toda persona que así lo haga

Así es, así sea y así será. Amén

Novena del Manto Sagrado de San José

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Jesús, María y José, yo les doy mi corazón y mi alma.

A nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado a San José a una posición de dignidad tan excepcional.

Decir el Gloria tres veces.

Novena del Manto Sagrado de San José

Novena del Manto Sagrado de San José

OFRECIMIENTO

I

Oh Glorioso Patriarca San José, yo humildemente me postro ante ti……. Ruego al Señor Jesús, a tu Esposa Inmaculada, la Virgen María, y todos los Ángeles y los Santos en la Corte Celestial, que me acompañen en esta devoción. Te ofrezco este Manto precioso, mientras que prometo mis más sincera fe y devoción. Me comprometo a hacer todo en mi poder para honrarte a lo largo de mi vida para probar mi amor por ti.

Ayúdame, San José. Asísteme ahora y durante toda mi vida, pero especialmente en el momento de mi muerte, como tu fuiste asistido por Jesús y María, para unirnos un día en el Cielo y allí honrarte por toda la eternidad. Amén.

II

Oh Glorioso Patriarca San José, postrado, delante de ti y de tu Divino Hijo, Jesús, te ofrezco, con sincera devoción, este precioso tesoro de la oración, siendo siempre consciente de las numerosas virtudes que adornan tu sagrada Persona. En ti, Oh Glorioso Patriarca, se cumplió el sueño de tu precursor del primer José, que de por sí parece haber sido enviado por Dios para preparar el camino para tu presencia en esta tierra. De hecho, no sólo te ha rodeado por el esplendor luminoso de los rayos del Sol Divino, de Jesús, sino que también tú fuiste espléndidamente reflejado en la brillante luz de la luna mística, la Santísima Virgen María.

Oh Glorioso Patriarca, si el ejemplo del anciano Jacob, quien fue personalmente a felicitar a su hijo predilecto, quien fue exaltado en el trono de Egipto, sirvió para traer a todos sus descendientes allí, acaso no, deben el ejemplo de Jesús y María, que te honran con su mayor respeto y confianza, servirme para llevarme a mi tu fiel devoto, que me presente a ti con este Manto precioso en tu honor.

Concédeme, oh Gran San José, que Dios Todopoderoso puede a su vez dirigir una mirada benévola hacia mí. Pues el ancestral José no rechazó sus hermanos culpables y crueles, sino más bien los acepto con amor y protección y los salvó del hambre y la muerte, te lo suplico, Oh Glorioso Patriarca, a través de tu intercesión, haz que el Señor nunca me abandone en este exilio de valle de dolores.

Haz que él siempre me nombre como uno de sus fieles siervos que viven tranquilos y seguros, bajo el patrocinio de tu Manto Santo. Haz que yo pueda vivir siempre dentro de la protección de este patrocinio, todos los días de mi vida y sobre todo en el momento en que respire mi último aliento.

ORACIONES

I

Yo te saludo oh Glorioso San José, tú que estás encargado de invaluables tesoros del Cielo y la Tierra y eres el Padre adoptivo de Aquel que nutren a todas las criaturas del universo. Tú eres, después de María, el santo más digno de nuestro amor y devoción. Tú solo, por encima de todos los Santos, has sido elegido para ese honor supremo de la crianza, orientación, de alimentar e incluso abrazar al Mesías, a quien tantos reyes y profetas habrían deseado mirar.

San José, salva mi alma y obtén para mí de la Divina Misericordia de Dios la petición que te ruego humildemente . Y para las almas del Purgatorio, concédeles un gran alivio en su dolor.

(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

II

Oh poderoso San José, tú fuiste proclamado patrono de la Iglesia Universal, por lo tanto, yo pido tu auxilio, por encima de todos los otros Santos, como el mayor protector de los afligidos, y ofrezco incontables bendiciones a tu generosísimo corazón , siempre dispuesto a ayudar en cualquier necesidad.

A ti, oh Glorioso San José, vienen las viudas, los huérfanos, los abandonados, los afligidos, los oprimidos. No hay dolor, angustia o agonía que no has consolado. Dígnate, te ruego, utilizar en mi nombre los dones que Dios te ha dado, hasta que a mi también me concedas la respuesta a mi petición y que las almas benditas del purgatorio, recen a San José por mí.

(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

III

Innumerables son aquellos que han rezado a ti antes que yo y han recibido consuelo y paz, gracias y favores. Mi corazón, tan triste y doloroso, no puede encontrar reposo en medio de esta prueba que me acosa. Oh Glorioso San José, tú sabes todas mis necesidades, incluso antes de que las pronuncie en la oración. Tú sabes lo importante que esta petición es para mí. Me postro ante ti mientras suspiro bajo el peso del problema que se enfrenta a mí.

No hay corazón humano en el cual puedo confiar mi dolor, y aunque me encuentre a un ser compasivo que estaría dispuesto a asistirme, todavía no podría ayudarme. Sólo tú puedes ayudarme en mi dolor, San José, y te ruego oigas mi súplica.

Acaso No ha dejado Santa Teresa escrito en sus diálogos que el mundo debe siempre saber: “Todo lo que pidáis de San José, lo recibiréis.”

Oh San José, consolador de los afligidos, ten piedad de mi tristeza y compadécete de las pobres almas que ponen en ti tanta esperanza en sus oraciones.

(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

IV

Oh Sublime Patriarca San José, a causa de tu perfecta obediencia a Dios, interceder por mí.

Por tu santa vida llena de gracia y de méritos, oye mi oración.

Por tu nombre dulcísimo, ayúdeme.

Por tus lágrimas santísimas, confórtame.

Para tu siete dolores, intercede por mí.

Por tus siete alegrías, consuélame.

De todo mal del cuerpo y del alma, líbrame.

De todos los peligros y desastres, sálvame.

Ayúdame con tu poderosa intercesión y obtenme, por tu poder y misericordia, todo lo necesario para mi salvación y en particular el favor que ahora te presento con gran necesidad.

(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

V

Oh Glorioso San José, son innumerables las gracias y favores que has obtenido para las almas afligidas. Asistes a los Enfermos de cualquier naturaleza, ayudas a los oprimidos, perseguidos, traicionados, privado de todo consuelo humano, incluso aquellos que necesitan del pan de vida, todos los que implora tu poderosa intercesión son consolados en su aflicción.

Oh querido San José, no permitas que yo sea el único de todos los que han apelado a ti, a quien niegues esta petición que yo tan ardientemente te suplico. Demuéstrame incluso a mí, tu bondad y generosidad, para que pueda gritar en acción de gracias, “¡Gloria eterna a nuestro Santo Patriarca San José, mi gran protector en la Tierra y el defensor de las Almas Santas en el Purgatorio.”

(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

VI

Eterno Padre, que estás en el cielo, por los méritos de Jesús y María, te ruego me concedas mi petición. En el nombre de Jesús y María, me postro ante tu presencia Divina y te ruego que aceptes mi súplica llenas de esperanzas para perseverar en la oración para que pueda ser contado entre la multitud de aquellos que viven bajo el patrocinio de San José.

Extiende tu bendición sobre este precioso tesoro de las oraciones que ofrezco hoy a él como prenda de mi devoción.

(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

SÚPLICAS EN HONOR DE LA VIDA OCULTA DE SAN JOSÉ CON JESÚS Y MARÍA

San José, ruega para que Jesús pueda entrar en mi alma y me santifique.

San José, ruega para que Jesús pueda entrar en mi corazón e inspirarme con la caridad.

San José, ruega para que Jesús pueda entrar en mi mente y me ilumine.

San José, ruega para que Jesús pueda guiar mi voluntad y la refuerce.

San José, ruega para que Jesús pueda dirigir mis pensamientos y purificarlos.

San José, ruega para que Jesús pueda guiar mis deseos y dirigirlos.

San José, ruega para que Jesús pueda mirar mis acciones y extienda sobre mi sus bendiciones.

San José, ruega para que Jesús me inflame de amor por él.

San José, solicita de mi parte a Jesús la imitación de tus virtudes.

San José, pide de mi parte a Jesús un verdadero espíritu de humildad.

San José, pide de mi parte a Jesús mansedumbre de corazón.

San José, pide de mi parte a Jesús la paz del alma.

San José, pide de mi parte a Jesús el santo temor del Señor.

San José, pide de mi parte a Jesús un deseo de perfección.

San José, pide de mi parte a Jesús una dulzura de corazón.

San José, pide de mi parte a Jesús un corazón puro y caritativo.

San José, pide de mi parte a Jesús la sabiduría de la fe.

San José, pide de mi parte a Jesús su bendición de la perseverancia de mis buenas obras.

San José, pide de mi parte a Jesús la fuerza para llevar mis cruces.

San José, pide de mi parte a Jesús el desprecio por los bienes materiales de este mundo.

San José, pide de mi parte a Jesús la gracia de caminar siempre en el camino angosto hacia el Cielo.

San José, pide de mi parte a Jesús la gracia de evitar toda ocasión de pecado.

San José, pide de mi parte a Jesús un deseo santo de la felicidad eterna.

San José, pide de mi parte a Jesús la gracia de la perseverancia final.

San José, no me abandones.

San José, ruega que mi corazón nunca deje de amarte y que mis labios nunca dejen jamás de elogiarte.

San José, por el amor que le tienes a Jesús, haz que yo pueda aprender a amarlo.

San José, amablemente acéptame como tu fiel devoto.

San José, yo me entrego a ti, acepta mis ruegos y escucha mi oración.

San José, no me abandones en la hora de mi muerte.

Jesús, María y José, yo les doy mi corazón y mi alma.

(Recitar un Gloria 3 veces, a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado a San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

Invocaciones a San José 

I

Acuérdate, oh purísimo esposo de María y mi amadísimo guardián, San José, que jamás se ha oído decir que alguno de los que han implorado tu protección y pedido tu ayuda, ha sido dejado sin consuelo. Animado con esta confianza, acudo a ti con todo el fervor de mi espíritu, me encomiendo a ti. No desprecies mi súplica, oh Padre Adoptivo del Salvador, antes bien, dígnate recibirla favorablemente y concedérmela. R. Amén.

II

Glorioso San José, esposo de la Santísima Virgen María y virginal padre de Jesús, guárdame y vela por mí, llévame por el camino de la gracia santificante, presta atención a las necesidades urgentes que ahora te pido que envuelvas dentro de los pliegues de tu manto paternal. Aparta de mí, los obstáculos y las dificultades que se encuentran en el camino de mi oración y concede que la feliz respuesta a mi petición puede servir para la mayor gloria de Dios y mi salvación eterna.

Como prenda de mi eterna gratitud, me comprometo a difundir la noticia de tu gloria, mientras que dar gracias al Señor por tener tanta bendición de tu poder y maravillas en el Cielo y la Tierra.

Recitar las letanías de San José

Señor, ten misericordia de nosotros

Cristo, ten misericordia de nosotros.

Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo óyenos.

Cristo escúchanos.

Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.

Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.

Santa Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.

San José, R. ruega por nosotros.

Ilustre descendiente de David, ruega por nosotros.

Luz de los Patriarcas, ruega por nosotros 

Esposo de la Madre de Dios, ruega por nosotros.

Casto guardián de la Virgen, ruega por nosotros.

Padre nutricio del Hijo de Dios, ruega por nosotros.

Celoso defensor de Cristo, ruega por nosotros.

Jefe de la Sagrada Familia, ruega por nosotros.

José, justísimo, ruega por nosotros.

José, castísimo, ruega por nosotros.

José, prudentisimo, ruega por nosotros.

José, valentísimo, ruega por nosotros.

José, fidelísimo, ruega por nosotros.

Espejo de paciencia, ruega por nosotros.

Amante de la pobreza, ruega por nosotros.

Modelo de trabajadores, ruega por nosotros.

Gloria de la vida doméstica, ruega por nosotros.

Custodio de Vírgenes, ruega por nosotros.

Sostén de las familias, ruega por nosotros.

Consuelo de los desgraciados, ruega por nosotros.

Esperanza de los enfermos, ruega por nosotros.

Patrón de los moribundos, ruega por nosotros.

Terror de los demonios, ruega por nosotros.

Protector de la Santa Iglesia, ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: escúchanos, Señor,

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: ten misericordia de nosotros.

V.- Le estableció señor de su casa.

R.- Y jefe de toda su hacienda.

Oremos

Oh Dios, que en tu inefable providencia, te dignaste elegir a San José por Esposo de tu Santísima Madre: concédenos, te rogamos, que merezcamos tenerle por intercesor en el cielo al que veneramos como protector en la tierra. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. R. Amén

Oración final de la Capa Santa

Oh Glorioso Patriarca San José, tú que fuiste elegido por Dios por encima de todos los hombres para ser la cabeza terrenal de la más santa de las familias, te ruego que me aceptes en los pliegues de tu manto sagrado, que llegues a ser el guardián y custodio de mi alma.

A partir de este momento, yo te elijo como mi padre, mi protector, mi consejero, mi Santo Patrón y te ruego que custodies mi cuerpo, mi alma, todo lo que soy, todo lo que poseo, mi vida y mi muerte.

Mírame como uno de tus hijos; defiéndeme de la traición de mis enemigos, invisible o visibles, ayúdame en todo momento en todas mis necesidades, consuélame en las amarguras de mi vida, y especialmente a la hora de mi muerte. Di tan solo una palabra a mí favor al Divino Redentor a quien tú fuiste considerado digno de sostenerlo en tus brazos, y ser digno de la Santísima Virgen María, tu castísima esposa.

Pide para mí las bendiciones que me llevarán a la salvación. Inclúyeme dentro de los más queridos por ti y yo te demostraré que soy digno de tu especial amparo. R. Amén.

Oración a San José

A ti clamamos en las tribulaciones, Oh Bendito San José, suplicamos con confianza tu amparo, después de la de tu santísima esposa, la Virgen María.

Por ese enlace sagrado de devoción que te ligó a la Virgen Inmaculada, Madre de Dios, y por el amor paternal que prodigaste al niño Jesús, te pedimos echar una mirada sobre los dones celestiales que el Divino Redentor ha obtenido para toda la humanidad a través de su Preciosa Sangre y por tu poder y misericordia, ayúdanos en nuestras necesidades.

Oh Santo protector de la Sagrada Familia, protégenos a nosotros los niños de nuestro Señor Jesucristo, mantén lejos de nosotros los errores y males que corrompen el mundo, ayúdanos desde el cielo en nuestras luchas contra los poderes de las tinieblas. como tú una vez protegiste al Divino Niño de la crueldad del edicto de Herodes, ahora defiende la iglesia y mantenla segura de todos los peligros y amenazas, reparte sobre todos nosotros tu Santo amparo , para que siguiendo tu ejemplo y con la ayuda de tu guía espiritual, todos podamos aspirar a una vida virtuosa, una muerte santa y asegurar para nosotros la bendición de la felicidad eterna en el Cielo. . Amén.

¿Qué es la paciencia?

La paciencia סַבְלָנוּת (sablanut): Paciencia es: Capacidad de sufrir y tolerar desgracias y adversidades o cosas molestas u ofensivas, con fortaleza, sin quejarse ni rebelarse. La capacidad que posee un sujeto para tolerar, atravesar o soportar una determinada situación sin experimentar nerviosismo ni perder la calma. Capacidad de un ser humano que no puede ser comparada con la falta de compromiso frente a la vida y los obstáculos propios de la realidad humana. Un aspecto de la Emuná (fe) es sablanut (paciencia). Cuando las cosas no ocurren en la rapidez que queramos, Hashem nos quiere enseñar algo. La cualidad más importante que se necesita en el camino espiritual es la paciencia, la buena disposición para el sufrimiento, la confianza en el éxito. Tener paciencia significa estar dispuesto a pasar por todas las etapas que me esperan en el camino, de modo que ni mis sensaciones corporales actuales, ni mi razón puedan arrojarme fuera o establecer alguna verdad para mí.

¿Qué es la paciencia?

Tehilim / Salmo 40:1 “Pacientemente espere a Adonay. Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor”.

Cuando todo va como queremos, es fácil mostrar paciencia. La verdadera prueba de la paciencia, viene cuando nuestros derechos son violados; cuando otro auto nos cierra el paso en el tráfico; cuando nos tratan injustamente; cuando nuestro compañero de trabajo se burla de nuestra fe, una vez más. Algunas personas piensan que tienen el derecho de enojarse ante las pruebas y aquello que les irrita. La impaciencia parece como una ira santa. Aunque la mayoría de la gente considera que la paciencia es una espera pasiva o una gentil tolerancia, casi todas las palabras traducidas como “paciencia” en el Brit Hadasha (N.T) son palabras dinámicas y activas. La paciencia es la perseverancia hacia una meta, perseverancia ante las pruebas, o una expectante espera por el cumplimiento de una promesa. Claramente, la paciencia no se desarrolla de la noche a la mañana. El poder del Eterno y la bondad son cruciales para el desarrollo de la paciencia.

Cada persona desde el rol que esté viviendo, puede darse cuenta que la paciencia es una herramienta fundamental para vivir la vida con más felicidad. Si eres hijo tendrás que tener paciencia para entender a tus padres, si eres esposo/a tendrás que ejercitarte en este aspecto para mantener el Shalom Bait (Armonía en el Hogar), si eres padre la paciencia será una de tus mejores amigas. En fin, como amigo, profesor, tía, abuelo, cliente... todos necesitamos de esta importante característica.

El confinamiento a raíz de la pasada pandemia puso a las familias en una situación excepcional, la de pasar las veinticuatro horas juntos, en casa. Una situación agobiante, pero, también, una oportunidad de pasar un difícil examen familiar en el que no hace falta sacar un sobresaliente: con un aprobado, basta.

Nunca niños y adultos habían pasado tan poco tiempo en casa. Sin embargo, un virus aún más frenético que nuestra sociedad nos obliga a parar en seco.

En esta situación excepcional, apelamos a la paciencia, a la fe, al respeto y a la solidaridad de cada uno de los integrantes de nuestra familia y de la sociedad.

La situación que estamos viviendo actualmente juega un papel importante en nuestra vida, sabemos que mantener la calma no es sencillo, sin embargo, darles apoyo a nuestros familiares y estar para nuestros hijos es una labor significativa durante este momento. La paciencia es la clave. La falta de paciencia hace que nos estresamos con facilidad y el poder de controlar se convierte en nuestra debilidad. “La paciencia es el camino a la comprensión, y la comprensión es la clave de un corazón feliz”. En la sociedad actual, donde la velocidad y la instantaneidad de la acción es la exigencia: hacerlo todo rápidamente, vivir más cosas al tiempo, no perderse de nada, ser el primero o ganar siempre, la paciencia, es una virtud poco valorada. Pero si hay algo que necesitamos en el mundo de hoy para criar los hijos, mantener una pareja, sacar adelante la familia o lidiar con el estrés de la vida cotidiana es paciencia.

Aprender a esperar en el mundo actual, en el que se promueve la inmediatez y los resultados rápidos, es todo un desafío. “No por madrugar amanece más temprano”, dice un viejo refrán que podemos recordar cuando nos falte la paciencia.

La Tefila (oración) es uno de nuestros aliados en este momento, nos mantiene en el momento presente sin pensar en la expectativa o pensamiento en el futuro, solo respirar, estar aquí y ahora, conectados con El Creador y su creación Si oramos constantemente nos convertimos en personas con paciencia.

Mishlei / Proverbios 13:20 “Caminando con sabiduría, ella nos hará sabios”.

Ef. 4:2 “Siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor”.


El fin de la co-dependencia

No puedes salvar a nadie.

Puedes estar presente con ellos, ofrecer tu estabilidad, tu cordura, tu paz. Incluso puedes compartir tu camino con ellos, ofrecer tu punto de vista.

Pero no puedes eliminar su dolor. No puedes recorrer el camino por ellos. No puedes ofrecer respuestas correctas, ni tampoco respuestas que no sean capaces de digerir en ese momento. Cada quien tiene que encontrar sus propias respuestas, plantear sus propias preguntas o bien, soltarlas, cada quien tiene que hacerse amigo de su propia incertidumbre. Cada quien tendrá que cometer sus propios errores, sentir sus propias tristezas, aprender sus propias lecciones.

Si realmente quieren estar en paz, tendrán que confiar en el camino de sanación que se vaya revelando paso a paso. Pero tú no puedes sanarlos. No puedes ahuyentar su miedo, su ira, su sentido de impotencia. Tú no puedes salvarlos, o arreglarles las cosas. Si presionas demasiado, incluso podrían perder su tan singular camino. Tu camino podría no ser el de ellos.

Tú no creaste su dolor. Pudiste haber hecho o dejado de hacer ciertas cosas, pudiste haber dicho o dejado de decir ciertas cosas, detonando el dolor que ya estaba dentro de ellos. Sin embargo tú no lo creaste, y no eres culpable, incluso si ellos dicen que así fue. Puedes asumir la responsabilidad de tus palabras y acciones, sí, y podrías lamentarte por un pasado, pero no puedes borrar ni cambiar lo que ya pasó, y no puedes controlar el futuro. Sólo puedes reunirte con ellos aquí y ahora, en tu único lugar de poder. Tú no eres responsable de su felicidad, y ellos no son responsables de la tuya.

Tu felicidad no puede venir de fuera. Si es así, entonces se trata de una felicidad dependiente, una felicidad frágil que se convertirá en tristeza muy rápidamente. Y después te verás atrapado en una red de culpa, remordimiento y persecución. Tu felicidad está directamente relacionada con tu presencia, con tu conexión a tu aliento, a tu cuerpo, a la tierra. Tu felicidad no es pequeña, y no puede ser eliminada por el miedo o la ira, o a la más intensa de las vergüenzas. Tu felicidad no es un estado, o una experiencia pasajera, o incluso un sentimiento que los demás puedan darte. Tu felicidad es inmensa, siempre presente, es el espacio ilimitado del corazón, donde la alegría y la tristeza, la felicidad y el aburrimiento, la certeza y la duda, la soledad y la conexión, incluso el miedo y el deseo, pueden moverse como el clima, como la lluvia y el sol, todo acogido en la inmensidad del cielo.

No puedes salvar a nadie, y no puedes ser salvado si buscas quién te salve. No hay ningún yo que salvar, ningún yo que perder, ningún yo que defender, ningún yo que hacer perfecto o perfectamente feliz. Deja ir cualquier ideal imposible. Tú eres hermoso en tu imperfección, escandalosamente perfecto en medio de tus dudas; amoroso, incluso en medio de tus sentimientos poco amorosos. Todas esas partes han sido dadas, todas son partes de la totalidad, y tú nunca fuiste menos que la totalidad.

Estás respirando. Sabes que estás vivo. Tienes el derecho a existir, a sentir lo que sientes, a pensar lo que piensas. Tienes derecho a tu alegría y derecho a tus tristezas. Tienes derecho a dudar también. Tienes derecho a recorrer tu camino. Tienes derecho a estar en lo correcto, y derecho a equivocarte; tienes derecho a esta gigante felicidad que conociste cuando eras pequeño. Estás respirando, y eres inseparable de la fuerza de la vida que anima todas las cosas, que se conoce a sí misma como todos los seres, que se descubre a sí misma en cada momento de esta increíble y maravillosa existencia.

Tu valía no está ligada a lo que los demás piensen de ti. Está ligada a la luna, a la infinita expansión del cosmos, a los cometas que son lanzados hacia destinos desconocidos, al olvido del tiempo y al amor a la soledad, y a esta inefable gratitud por cada nuevo amanecer, inesperado, dado.

El fin de la co-dependencia

Mensaje Positivo : El fin de la co-dependencia - Jeff Foster

¿Qué es la Noche Oscura del Alma?

¿Qué es la Noche Oscura del Alma?

Qué es la noche oscura del alma; una oportunidad para renacer.

Es un período difícil de la vida espiritual. Un camino de búsqueda de sentido que se da al interior de cada uno. De esa transformación, surge un ser renovado.

Casi todas las personas experimentamos, alguna vez, un período en que la vida deja de tener sentido o se vuelve un infierno. Este lapso puede tener origen en un acontecimiento externo como una muerte, la pérdida de un trabajo, el fin de un amor, una enfermedad o cualquier otro hecho inesperado que nos deja sin certezas.

Para otros, el inicio de este tiempo empieza por una crisis interna, pero es igual de desesperante. Todo está bien en el afuera, pero ya no podemos disfrutarlo ni ser felices. Las personas a nuestro alrededor empiezan a parecer extraños, nos alejamos de los amigos, no nos sentimos parte, preferimos la soledad. Dejamos de disfrutar lo de siempre. Creemos que la vida tiene que ser algo más y sufrimos. Nos preguntamos qué estamos haciendo mal o que hicimos para merecer esto. Lloramos, nos enojamos, y si podemos, seguimos nuestras rutinas cargando el peso de la tristeza en nuestras espaldas, con el tanque de reserva energético que nos sostiene apenas, y vamos caminando como fantasmas, como muertos en vida, quizás.

No hay nada que podamos hacer cuando este tiempo se nos impone, solo adentrarnos con valentía y con fe en el proceso de transformación.

No tenemos más opción que recorrer este camino incierto que nos propone o nos impone el alma. Se precipita ante nosotros un nuevo destino que, sepámoslo o no, nos ofrece ir a una vida más plena, más coherente y honesta con quien somos en verdad y por mucho tiempo hemos negado. Al final del recorrido, nos damos cuenta de que muertos en vida, estábamos antes y que el sin sentido era aquello que quedó en el pasado.

Este proceso por el cual pasamos muchos de nosotros se llama "la noche oscura del alma". Está descripto en cuentos, películas, escrituras sagradas de todas las religiones y por supuesto, explicado en el lenguaje de esta época por psicólogos, maestros y otros sabios. 

“Una noche oscura del alma es oscura porque no tenemos garantías de que lo que está ocurriendo tenga sentido y en última instancia sea beneficioso. El ser despojado de nuestro mundo tal cual lo conocíamos significa tener la oportunidad de emprender una nueva vida distinta. No podemos renovarla si no salimos de los esquemas vigentes".

Nos sentimos incapaces, nuestras certezas desaparecen, las herramientas que teníamos ya no funcionan y nos sentimos desnudos y vulnerables frente al mundo.

En este estado buscamos desesperados dónde hacer pie, pero estos intentos nos frustran aún más porque es tiempo de ir hacia adentro, de dejarse desintegrar y cuanto más nos resistimos, con más fuerza nos enfrenta la vida al cambio. ¿DUELE? Sí, pero este dolor es otra ratificación de que aunque estamos sintiéndonos mal, lo estamos haciendo bien.

El mismo Jung lo afirmó siempre: “No existe una toma de conciencia sin dolor. La gente hará cualquier cosa, no importa lo absurdo que sea, para evitar enfrentarse a su propia alma”.

La desesperanza y la apatía son indicadores de este proceso.

La salida es hacia adentro.

Muchos lo viven como castigo, pero en realidad es una oportunidad de crear una vida mejor. Saber que estamos atravesando una parte de nuestro camino del héroe, que muchos otros también han transitado y que termina bien, puede cambiar la manera en que hagamos este descenso hacia la verdad de nosotros mismos. Es un tiempo y tiene fin. No estaremos así para siempre.

"Es precisamente porque nos resistimos a la oscuridad en nosotros mismos que nos perdemos de lo más profundo de la belleza, el brillo, la creatividad y la alegría que se encuentran en nuestra esencia".

La oscuridad no es lo malo en nosotros, es aquello que aún no está iluminado, las otras partes que nos constituyen y que no podíamos ver. Siempre han estado ahí pulsando por emerger y por ayudarnos a sentirnos más completos. Ahora es el momento.

Alguno de los síntomas:

#Apatía: la vida en general se queda sin sentido. No encontramos placer en nada. No podemos disfrutar ni de lo cotidiano ni de los logros más esperados. ¿Volveremos a sentir alegría alguna vez? 

#Soledad: a pesar de estar rodeado de personas que siempre nos quisieron y sabemos incondicionales, el sentimiento de soledad y de estar solo en la batalla, es inevitable. El proceso es tan profundo que a veces ni siquiera se puede contar con palabras.

#Negación del presente: surge una necesidad imperiosa de volver al pasado, en un tiempo y espacio en el que supuestamente estábamos mejor.

#Necesidad de huida: intentos desesperados para salir de estas emociones.

#Desconcierto: no se sabe qué camino seguir.

#Desesperanza: imposibilidad de ver el futuro como algo mejor.

Es un cuadro difícil de contar, no se puede explicar lo que se siente.

El regreso

Regresar a la vida normal después de una noche oscura del alma, muchas veces no es tan sencillo como uno imagina. Uno ha cambiado. La gente se pregunta por qué ha ocurrido. Y podemos exponerlo de la siguiente forma hacia los demás:

“Vivo una experiencia muy poderosa. Me siento distinto. Tal vez sea como un extraño. No quiero distanciarme de ustedes, pero ya no soy el mismo'''. Estas simples palabras son más potentes que cualquier disculpa, evasiva o explicación a medias.

Uno no completa su transformación hasta que no regresa a las relaciones. Que esto suceda debe dar una señal a los otros de que la "noche oscura" terminó y que la persona ha regresado. “Diferente pero está de nuevo, otra vez”.

No hay nada que podamos hacer cuando este tiempo se nos impone, solo adentrarnos con valentía y con fé en el proceso de transformación. Es el fin de una identidad. Es la posibilidad de una nueva vida.

¿Y si alguien que nos importa, que amamos y que quisiéramos ayudar está atravesando este tiempo? No hay nada que podamos hacer por él, solo esperar a que su proceso termine. 

Como dicen el I Ching: "Es tiempo de atravesar las grandes aguas”, y ese nado es vivirlo en forma individual.

No existe una toma de consciencia sin dolor, la gente hará cualquier cosa no importa lo absurdo que sea, para evitar enfrentarse a su propia alma...

Carl G. Jung.

"SEA LO QUE SEA... LO QUE EL MOMENTO PRESENTE CONTENGA, ACÉPTALO COMO SI TÚ LO HUBIERAS ELEGIDO".

ECKHART TOLLE

¿Qué significa ser consumido por la oscuridad?

Por: Frater Satvrnus

“¿Qué significa vivir? Vivir, esto significa: derribar continuamente algo de uno mismo que quiere morir; vivir, esto significa: ser cruel e implacable contra todo lo que se vuelve débil contra nosotros.”

- Friedrich Nietzsche

Primero habría que entender que la oscuridad de la cuál se habla en un sendero izquierdo, es una oscuridad que abraza tanto cuestiones psíquicas como metafísicas, porque no solo hablamos en un sentido figurativo sino también simbólico.

El hombre, como un animal social y un ser de costumbre, requiere de actos que le permitan romper y sacudirse de esa inercia e indiferencia que lo mantiene aletargado y perezoso: el hombre que no piensa, que no razona, que se deja llevar por sus impulsos y por aquello que le llama destino, no es más que una víctima de su indiferencia y un esclavo de sus emociones.

Precisamente el conflicto, el caos, la noche y la oscuridad, forman parte del camino transitorio que requiere la persona para poder moverse de un estado a otro; desde luego que esta incomoda, es áspero y difícil, sin embargo eventualmente llegaremos a eso lo busquemos o no, pero enorme es la diferencia cuando lo despertamos a cuando simplemente nos dejamos ser.

Dado que todo se mueve aún y en la pereza y en la incertidumbre, tomar el control para romper esa quietud y pasividad es parte fundamental en la vida de un iniciado, de un individuo que ha despertado su consciencia y entiende la enorme responsabilidad que significa el conocerse a si mismo.

Usualmente los caminos y las corrientes de luz buscan conducirnos por un camino trazado por otros en pro de la construcción del hombre; algunos entienden el significado de la dualidad y otros muy superficialmente abordan el tema del caos y de la muerte, negándolo y llevándolo a un extremo romantizado y muy sesgado. 

Desde luego, esto depende mucho de la visión y de la filosofía que se esté manejando, pero cuando es el individuo mismo quien ha decidido salir de ese camino asignado, es cuando ocurre el verdadero drama, el inicio de la verdadera obra.

Cuando hablamos de adentrarnos en la oscuridad, hablamos de adentrarnos en aquello que usualmente no conocemos de nosotros mismos, y que usualmente está lleno de todo aquello que desconocemos de nosotros, tanto de lo bueno como de lo malo. Estigmatizar nuestra propia oscuridad, es negar que esa parte de nosotros no sea, pues, de nosotros, y reprimirla puede ocasionar que el individuo busque, de forma sutil, sacarlo de su sistema y creando un conflicto que lo desequilibra y lo lleva a un extremo.

En esta oscuridad, se encuentran también los miedos, traumas, nuestros llamados “demonios internos” o “máscaras personales” que no son más que aspectos de nuestro otro Yo, de nuestra sombra y de nuestro verdadero Ego, quien se define como una parte oculta y hasta peligrosa cuando no la sabemos manejar.

La oscuridad se abraza, se penetra y se profundiza en ella porque al profundizar en ella profundizamos en nosotros mismos. Desde luego que esto puede ser (y usualmente es) algo desagradable y poco lindo porque evoca aquello que nosotros pensamos que no éramos o que no podíamos ser. Es peligroso, como lo es despertar una serpiente o despertar al dragón. Las personas poseemos una naturaleza instintiva, animal, es verdad, pero la forma de responder ante la presión, la soledad, el acorralamiento y estando a la defensiva, son propias y únicas de cada individuo, que bien solamente siguen siendo una parte de nosotros porque como un diamante en bruto o como un carbón aún sin ejercer presión, desconocemos todavía mucho de nuestro verdadero ser.

En los mitos, en las religiones y hasta en las órdenes esotéricas, hablamos de procesos y transiciones de la vida a la muerte y de la muerte a la vida, pero nunca se detienen a revisar tan minuciosamente qué es lo que esto simboliza, qué es lo que se está matando y cómo se está destruyendo. 

Usualmente hablamos de un paso del sol por occidente, de pasar por la nígredo y escalar al albedo pero pocas veces nos detenemos a pensar: ¿qué estamos destruyendo? ¿Qué estamos desintegrando? ¿Qué estamos sacrificando?

Adentrarnos en la oscuridad es precisamente eso; es entender el dolor y el sufrimiento que nuestro propio Ser o alma se encuentran lidiando y reconocer esas fuerzas y esa debilidad que corroe nuestro haber y nuestro centro, porque así lo hermos permitido.

No es sencillo, desde luego, entender que hemos sido en mayor proporción responsables de nuestros problemas, de nuestra situación actual y de nuestra propia desdicha, y aunque en cierta medida nosotros no hemos elegido las condiciones en donde hemos nacido o en donde hemos llegado, una vez conscientes de eso comienza a ser abrasivo y muy incómodo, porque significa que lo hemos permitido y que nos hemos abandonado a la suerte por la suerte.

Esto nos causa ira, enojo, frustración, ansiedad, depresión, todos estos sentimientos que están brotando de nuestro ser se encuentran justamente atacando a la otra parte de nuestro ser, y terminamos recriminándonos, atacándonos y enojándonos con nosotros mismos, cuando lo que deberíamos hacer es entender que es parte del proceso del verdadero despertar.

No es sencillo, desde luego, porque entender que mi desdicha me la he buscado yo, que mi falta de dinero o empleo ha sido por mi falta de inteligencia o capacidad que yo mismo no he logrado generar, llega a ser molesto y tedioso pues cuando hacemos una retrospectiva, notamos que ya hemos logrado muchas cosas y que podemos lograr aún más.

Aunque, por otro lado, también podríamos hundirnos hasta el punto de perdernos entre ideas y pensamientos y no llegar a nada, y evadimos la responsabilidad de nuestra vida entre el alcohol, los vicios y las pasiones, justificándonos con nuestra propia insignificancia y quitándonos poder, valor y fuerza.

Y cuando te das cuenta de todo esto, comprendes que toda esa oscuridad, todo ese caos, toda esa insensatez nunca fueron los verdaderos enemigos y que los obstáculos uno mismo se los iba auto poniendo, porque las emociones como los pensamientos no son más que una respuesta a la perspectiva que tenemos sobre el mundo y sobre las cosas, pero más importante, sobre nosotros mismos. 

Comprendiendo entonces, que abrazar la oscuridad y hundirse en esta no significa abandonarse a su suerte y dejar que sea lo que mi contexto haga de mi, es despertar esa luz interna que emana desde lo más profundo de nosotros. Porque entre más oscura sea la noche, más pronto amanecerá. 

Por ello conviene no luchar contra nuestros demonios internos ni tampoco pelear contra otros, sino comprender el porqué de esos demonios y la razón de mi desequilibrio revelada por los otros. Si el infierno, como diría Sartré son los otros, las sombras de lo que ahí vemos no son más que meras proyecciones de partes de nuestro ser interior, y entre más conflictivo sea el mundo interno más lo veremos reflejado en el mundo externo.

Pero ojo, que no se tergiversen mis palabras, que con esto no quiero decir que no exista un mundo externo y mucho menos las acciones de otros no sean con dolo, sino que la diferencia principal en la forma en cómo reaccionamos a estas y cómo nos afectan siempre inician y terminan en nosotros, y si reflexionamos seria y profundamente sobre ello, encontraremos las respuestas ahí, donde la luz del sol no puede penetrar porque no le corresponde y su poder se limita sobre aquello que aún no hemos hecho consciente de nosotros, de una parte más de nuestro verdadero ser...

Y este, como el universo, es tan infinito que nunca nos dejamos de conocer. Y si creías que este camino, el del autoconocimiento y el de la iluminación es una vía recta y tiene un punto final, muy equivocado estás, porque así como te destruyes y te reiventas así es la vida y así lo es tu persona. 

Que no te ciegue la luz ni la falsa dicotomía entre la luz y la oscuridad, que en perpetuo dinamismo siempre se encuentran. Y ser consumido por la oscuridad, significa entonces, dejar que todo aquello que desconocemos aparezca frente a nosotros y nos llene para que, desde el calor y la incomodidad, podamos pues entenderla y entendernos a nosotros. Despertar la energía destructiva y volverla constructiva. Es usar la fuerza penetrante y profunda del caos para re crearnos.

“Se paciente y fuerte; algún día este dolor te será útil...

Depresión Espiritual: La Noche Oscura del Alma

“La noche oscura del alma” es un término que se usa comúnmente para describir un período de transformación espiritual.

Durante este período oscuro, uno se siente deprimido, perdido y solo.

Todo parece sin sentido, vacío y vacío.

La vida no tiene sentido y ya nada tiene sentido.

Lo que antes había encontrado significativo se vuelve insignificante.

Te sientes muy confundido y quieres estar solo. Perdiste interés y energía en hacer cosas. Se siente como depresión porque comparte síntomas similares a los que tiene una persona deprimida.

Pero hay una diferencia entre los dos. Antes de continuar, tengamos una comprensión más profunda de qué es la Noche Oscura del Alma y en qué se diferencia de la depresión clínica.

¿Qué es la Noche Oscura del Alma?

El término “Noche oscura” se popularizó en el siglo XVI por San Juan de la Cruz, un monje español, en uno de sus poemas, “Noche Oscura”. El poema describe su viaje espiritual y las dificultades que enfrentó en su unión con Dios.

De alguna manera, a lo largo del camino, el término “Noche oscura del alma” se usa más ampliamente en lugar del término “Noche oscura”. Sin embargo, este término puede ser algo engañoso porque sugiere que nuestra alma está sufriendo.

Pero nuestra alma no se está muriendo. Lo que está muriendo es nuestro ego.

Nuestra alma está siempre llena de vitalidad, alegría, libertad y amor. Siempre se está expandiendo y conectado con el Poder Superior. Pero el problema es que la mayoría de nosotros no estamos en sintonía con nuestra alma. En cambio, actuamos desde el ego y, por lo tanto, sufrimos.

La Noche Oscura del Alma significa el comienzo de un cambio de perspectiva de nuestro ego a nuestra alma. Nos damos cuenta de que la perspectiva del ego ya no funciona para nosotros, pero aún no estamos conectados con nuestra alma. Así que estamos atrapados entre estos dos estados y no tenemos un sentido claro de identidad o un hogar estable en el que residir.

Según Eckhart Tolle, la “noche oscura del alma” es un término utilizado para describir el colapso de un significado percibido en la vida. Lo que muere, en esencia, es el sentido egoico del yo.

Anteriormente, cuando actuamos desde nuestro ego, derivamos nuestra identidad de nuestra carrera, nuestra riqueza, nuestras relaciones, nuestros roles, etc. Pero una vez que nos damos cuenta de que estas cosas en realidad no nos hacen felices, perdemos nuestro propósito de lograr o adquirirlos. El marco conceptual que una vez nos dio significados y nos mantuvo en la vida se derrumbó.

Por eso vivimos una crisis existencial y una pérdida de identidad. Ya no sabemos quiénes somos, qué queremos en la vida y qué hacer con nuestras vidas.

Síntomas de la noche oscura del alma

Cuando experimente una noche oscura y no conozca el término, “depresión” será una buena palabra para describir su experiencia a los demás, ya que los dos son bastante similares en términos de síntomas.

Estos son algunos de los síntomas compartidos que se pueden encontrar tanto en la noche oscura del alma como en la depresión:

Todo parece estallar.

Te sientes confundido, perdido, sin sentido, vacío y solo.

No te sientes satisfecho o feliz con las cosas que normalmente te hacen feliz.

La vida no tiene sentido ni propósito y tienes una crisis existencial.

No tienes ganas de hacer nada.

Pueden surgir emociones aleatorias. Es posible que llore incontrolablemente o sin ningún motivo, experimente ansiedad y ataques de pánico.

Pueden surgir recuerdos pasados ​​y eventos de la infancia.

A veces, la gente incluso llamó a la Noche Oscura del Alma, una depresión espiritual.

¿Es la noche oscura del alma o la depresión?

La principal diferencia entre una depresión espiritual y una depresión psicológica es que no hay evolución o componente espiritual en esta última. Esto significa que cuando se recupera de la depresión psicológica, es posible que tenga una mente más sana, pero aún se identifica con su mente. Sigues pensando que eres tus pensamientos.

La noche oscura del alma resulta es un cambio total de identidad mientras que la depresión no.

Alguien que atraviesa la Noche Oscura del Alma ya no se identifica completamente con su ego. Experimentas una especie de muerte del ego y sabes que no eres tus pensamientos. Estás más conectado con tu alma, tienes un nuevo propósito en la vida y adquieres una identidad diferente. Hay algún tipo de transformación y despertar espiritual. Tu antigua personalidad se disuelve y te conviertes en una persona diferente.

La mejor manera de describir esto es usar la analogía de la oruga y la mariposa. Recuperarte de una depresión psicológica te convierte en una oruga más fuerte y saludable, pero al final, sigues siendo una oruga. No hay cambio de identidad. Por el contrario, una noche oscura del alma es como una oruga que se esconde en la oscuridad en su capullo y permite que se produzca la metamorfosis. La oruga tiene que digerirse a sí misma, descomponer sus células y reagruparlas antes de que salga como una mariposa.

Es solo a través de mi Noche Oscura que me despierto y me doy cuenta de que no soy lo que hago. Toda mi identidad cambió y me volví más en contacto con mi espíritu y mi propósito. Lo sorprendente es que anteriormente apenas leía libros sobre espiritualidad y no me interesaba el tema. Pero una vez que he tenido un cambio de identidad, de repente puedo entender todos los libros sobre espiritualidad con facilidad.

¿Qué hacer durante la noche oscura del alma?

1. Abrázala en lugar de resistirla.

Primero, debes darte cuenta de que la Noche Oscura del Alma no es algo que tengas que arreglar. Fijar es lo que la mente quiere y con lo que está familiarizada. Nuestra mente está enfocada en los problemas. A veces, nuestra mente crea un problema para que tenga algo que solucionar.

Sin embargo, la Noche Oscura del Alma es un proceso iniciado por el alma. El alma desea crecimiento y expansión. Te empuja hacia una dirección de amor, alegría y paz porque el alma sabe que estás listo para crecer.

Durante el proceso de la Noche Oscura, el alma aporta tanta energía al nuevo camino que ir en su contra o resistirlo es inútil. Simplemente está ralentizando su proceso de evolución espiritual. Por lo tanto, la mejor manera de lidiar con tu Noche Oscura es rendirte y seguir la guía de tu alma.

Cuando vas contra la corriente, sufres.

Cuando te dejas llevar, disfrutas del viaje.

Tu resistencia hace que el dolor emocional que experimentas sea más insoportable. Cuanto más te aferres a la identidad pasada y a las historias que tu ego ha creado para ti, más sufrirás. Por otro lado, si te dices a ti mismo que la Noche Oscura es una bendición y te trae un nuevo nivel de conciencia e iluminación, tu viaje será mucho más suave y fácil. También se completará más rápido que cuando se resista.

La primera vez que tuve mi Noche oscura, fueron dos meses de depresión. Hubo mucho llanto, ataques de pánico y resistencia. Ahora, cinco años después, estoy experimentando la Noche Oscura nuevamente. Esta vez erosionando mi identidad y el apego que se asocian con las personas y las relaciones.

Pero debido a que he pasado por eso una vez, sé que esto es para mi bien mayor y puedo apreciar la expansión que me está trayendo mi alma, así que no sufro mucho en absoluto. Ni siquiera se siente como una Noche Oscura la segunda vez cuando la abrazo y me rindo al proceso. Probablemente sea más apropiado llamarlo un “período de crecimiento”.

2. Permite que afloren las emociones intensas.

Cuando atravieses la Noche Oscura del Alma por primera vez, experimentarás muchas emociones intensas que previamente has reprimido o ignorado. Además de la falta de sentido, es posible que experimente sentimientos de soledad, tristeza, vergüenza, impotencia, inutilidad, ira, abandono, dolor, etc.

Se siente aterrador y miserable porque todo parece desmoronarse y sus emociones se salen de control. Pero si realmente comprendes la Noche Oscura del Alma, sabrás que este miedo proviene del ego. El ego está muriendo. Es perder el control y el poder de dictar la dirección. La estructura conceptual en la que se basa para sobrevivir se está derrumbando. Por supuesto, el ego entrará en pánico y se aferrará a todo lo que pueda captar.

Durante este período, es posible que desee culpar y resentir a otros por sus circunstancias, especialmente porque la noche oscura a menudo se desencadena por un cambio de eventos externos, como la pérdida de un ser querido, un accidente físico, una enfermedad repentina y la pérdida de un ser querido. trabajo o relación. Nuestro ego quiere evitar el dolor e intenta encontrar alivio culpando a los demás.

Pero cuando culpas, estás desviando tu dolor emocional hacia los demás.

No estás procesando la energía estancada en tu cuerpo.

Centrarse en los demás y en lo que han hecho no le ayuda a procesar sus emociones. Simplemente estás resistiendo la transformación y evitando el dolor que es necesario para tu crecimiento.

En lugar de concentrarse en las historias en su mente, desea concentrarse en su cuerpo y darle la bienvenida al dolor para moverse a través de su cuerpo. No juzgues las emociones ni a ti mismo por tener tales emociones. Dado que está procesando la pérdida de algo que alguna vez fue significativo, definitivamente habrá algunas emociones y dolor detrás de la pérdida.

Además, sepa que el dolor está listo para ser liberado. Por eso llamó su atención ahora. En realidad estás creciendo aunque parezca peor desde la perspectiva del ego.

3. Practica la soledad.

Las personas que están experimentando la Noche Oscura del Alma a menudo quieren estar solas y pierden interés en interactuar con los demás. Aunque contar con el apoyo de amigos, familiares y mentores puede ser excelente, estar solo suele ser más útil durante este período de tiempo.

Nuestra identidad anterior, la que construyó nuestro ego, es a menudo el resultado del condicionamiento social. La mayor parte de nuestras vidas se trata de ganar dinero, tener una carrera exitosa, encontrar la pareja perfecta, formar una familia, tener el cuerpo perfecto, etc. Son lo que la sociedad considera exitoso. Pero cuando estás atravesando una noche oscura, todas estas cosas materiales carecen de sentido y ya no te importan. Se supone que debes ser feliz cuando logras estas cosas, pero no lo eres.

Hay demasiado ruido de otras personas y de la sociedad que te influye y te dice quién debes ser y qué debes hacer. Aunque otros puedan tener buenas intenciones, es mejor estar solo cuando redefine su identidad para saber lo que quiere.

Practicar la soledad te ayuda a volcarte hacia adentro y a conectarte con el alma.

El condicionamiento social es lo que nos creó hasta este punto. De cara al futuro, debes dejar que tu alma te guíe hacia lo que es verdaderamente significativo para ti, quién quieres ser y lo que estás aquí para experimentar. Pero es solo cuando estás solo y no te afectan las opiniones de otras personas que puedes escuchar mejor a tu alma o al menos cuando estás comenzando.

Además, si tus amigos no tienen la misma experiencia espiritual que tú o no han pasado por una Noche oscura, es posible que no entiendan por lo que estás pasando. Solo se sentirá más desconectado, desesperado y frustrado cuando intente comunicarse con ellos. Por lo tanto, tomarse un tiempo a solas para meditar, escribir un diario, contemplar y hacer su trabajo interno podría ser una mejor opción.

Si realmente está luchando por su cuenta, siempre puede encontrar a alguien que haya experimentado la Noche Oscura del Alma antes o leer libros espirituales de autores como Eckhart Tolle que hayan pasado por esto.

4. Se paciente y confía en el proceso.

A la gente le gusta preguntar: “¿Cuánto dura la Noche oscura del alma?” Realmente depende del individuo. Podría llevar semanas, meses o incluso años. Algunas personas lo atraviesan más rápido que otras porque están muy en sintonía con su alma, mientras que otras pueden tardar mucho porque tienen mucho que dejar ir.

Como se mencionó anteriormente, también depende de cuánto permita. Todos los consejos anteriores tienen algo que ver con permitir, entregar y dejar que el alma se haga cargo. La clave para terminar más rápido con la Noche oscura del alma es la confianza.

Tu alma sabe exactamente cuándo se completará el proceso.

No hay mucho que hacer ni nada que puedas hacer para que el proceso sea más rápido de lo que el alma desea. Pero tenga paciencia y confíe en que el final llegará en el momento perfecto.

Uno no mejora gradualmente durante la Noche Oscura del Alma. No es un proceso lineal. Cuando sales de la Noche Oscura, se siente como una transformación repentina. Es como atravesar un túnel oscuro. La mayor parte de su viaje será oscuro. Es solo cuando llegas al final del túnel que de repente ves la luz brillando e iluminando tu vista.

Otra buena analogía para esto es el agua hirviendo. Cuando llegas al punto de ebullición, te transformas de agua en vapor en ese instante. Pero todo esto mientras te estás calentando y subiendo de temperatura, sigues siendo agua. Ese último aumento de grado marca la diferencia y permite que se produzca la transformación del agua en vapor. Así que confíe en el proceso y no interfiera con él. Permita que su alma le traiga conocimientos y un nuevo propósito a su vida.

Misa en Sevilla

Misa en Sevilla

Sevilla siempre es Sevilla, ni mejor ni peor, con sus virtudes y defectos. Posee su estética, su filosofía, su idiosincrasia, sus costumbres, sus manías, sus debilidades, su carisma para, con todo ello, hacerse su singular horma rociera, siempre fiel a sí misma aunque cambien los tiempos o anden algunos todo el tiempo intentando cambiarla. Pero siendo la misma, la Hermandad de Sevilla se refunda cada generación, cada generación crea su época, como un árbol crea nuevos frutos cada primavera pero sin dejar de ser el mismo árbol.

Cada nueva generación, la Hermandad parte de cero, como dijera Jesús a Nicodemo: “Hay que hacer de nuevo”. El grupo de Juventud, que tanta calidad humana aportó hace pocos años, se hicieron hombres y mujeres de plena madurez, ley de vida, aunque, como a Peter Pan, les dé coraje hacerse unos vejestorios. Pero, estos ex jóvenes, saben que no termina ahí su camino, muy al contrario, no es más que un cambio de tercio. A partir de ahora, han asumido las demás jornadas del camino de sus vidas con ese magistral lema de vida: “No digas lo que hay que hacer, Hazlo”.

Conforme ese admirable grupo de ex adolescentes dejan de ser pupilos, comienzan un nuevo camino para convertirse en maestros y transmitir lo que ellos aprendieron a la siguiente generación que ya sestea en la adolescencia del camino de sus vidas. Y ésta, a su vez, repetirá el rito cuando se disuelva su juventud en la madurez del tiempo, pasándole el testigo del testimonio de nuestra Fe y de nuestras costumbres a los que ahora son zagalillos y algunos tan solo bebés.

Pero no sólo se entregan a los niños hermanos, nuestros hijos, sino que hacen lo mismo con los niños de las colonias de verano, con las niñas de Santa Ángela y con esos niños que tienen un down especial, el de hacer el bien sin mirar a quien. Sólo les faltaría poder acunar a esos oropeles sin pecados concebidos (propios, se entiende) que, por pecados egoístas y cobardes de los contemporáneos Herodes, son expirantes cachorros humanos. Quizá, si no hubieran perdido la Fe, ningún temor ni rencor le habría encogido el corazón a ese pulso latente, negándoles el aliento del aspirar el foreño marismeño.

¿Qué es la Fe?

Igual que un ciego de nacimiento te cree cuando le explicas cómo es la cara de la Virgen con incontenida ilusión, el que tiene Fe cree en todos los dogmas de Fe cristiana si necesidad de meter el dedito en la llaga.

¿Qué es, entonces, tener Fe?

Tener Fe es esperar, sin bulla, a esa esperanza en que nos concederá todo aquello que, mendigos de su mediación, le pedimos.

Tener Fe es la paciencia sonriente en los tiempos de escombros que paren mataúras.

Tener Fe es creer con una certeza sin harapos que Ella cree en nosotros incluso en el traidor abandono de cuando la decepcionamos.

Tener Fe es, para la sensatez, la locura consentida de querer sin necesidades, sin mandatos, sin reproches.

La Fe es la que cura la ceguera de la razón, la que encuentra amor donde todo el mundo miró pero donde nadie lo vio.

La Fe es la tenacidad de la constancia inoxidable ante la medrosa duda, el sacrificio del coraje sin reniego, la ilusión descarnada que asciende incorrupta y desnuda.

Tener Fe es la escritura sin notario, porque dos manos apretás van a Misa, lo que así se dice… ¡Eso es el Evangelio!

Tener Fe es no darte por satisfecho y siempre mantenerle a tu camino un horizonte de cordura.

Tener Fe es la confianza sin coágulos de que nuestros hijos llegarán de Su mano a Su regazo aun sin haber iniciado aún su propio camino.

Porque, cuando un niño ha sido mecido al vaivén de los baches de un carril y acurrucado al abrigo de un poncho. Cuando se ha dormido acunado en la melodía de una sevinana por menores de una voz rajada, para sonámbulo subir los tres peldaños de la carriola. Cuando ese niño llega en sus correrías a lo más alto de la rampa del Salvador, cuando deja de participar en el Belén viviente o en la Cruz de Mayo… Es cuando se van soltando de la mano para empezar a comprender por sí mismos, a base de sus aciertos y de sus errores, lo duro y bello que es el camino que comienzan a caminar con sus propias huellas, con tropiezos, pero guiados por la Fe que habrá heredado de nosotros y de la que pronto harán su Protestación de Fe. Porque la Fe que se hereda no se hurta, ni por los amigos que conozca fuera del ámbito de la Hermandad, ni por las consignas de esta sociedad que pretende imponernos que nosotros les soportemos cuanto se les ocurra, al tiempo que ellos tienen la potestad de prohibirnos todo aquello que no les parezca oportuno de nuestra vida.

Estos hijos, hoy, sin saberlo ni pretenderlo, con ese timbre de campanillas de sus carcajadas, poseen la gracia de Dios. Sus voces a coro suponen un ungüento de ilusión para sus padres. Porque contemplar ese grupo de casi un centenar de ilusiones, que nos asedian cada viernes para llevarles al ensayo del coro, es la más bella metáfora de la apoteosis del amor: Fundir lo que realmente es oro de ley en las vidas de mis hermanos de mi generación para, juntos, labrarle una corona de corazones pueriles; esa es la joya más reluciente que puede lucir una Madre como fruto de esta sagrada alianza.

Les ha llegado el momento de que aprendan el concepto de “hacer Hermandad” sin alardes impostados, dando el siguiente paso firme que dejará huella en su vida: “hacer pandilla”, donde tallarán un altar pagano en la hornacina del templo más divino que creara Dios: La amistad en sus corazones con esos a los que están conociendo ahora, sin saber aún que serán sus hermanos el resto de su vida.

A partir de ahora, contarán el Rosario de años de su vida por las cuentas de las anécdotas de aquel camino, por aquellos selfies que, intentando retener el tiempo preso entre cuatro megas, cada tres pasos se harán apretándose todos, como si la marisma tuviera los dos metros de la angostura de Alcaicería, para caber en el plano sin que uno solo se quede fuera, porque a esta edad ya se preocupan de que nadie se quede fuera.

En adelante llorarán, pero no ya por la pataleta caprichosa ante un escaparate. Llorarán por sus primeras emociones incontenidas, llorarán por sus primeras ilusiones y decepciones consecuencia de esos sentimientos ingenuos que están naciendo en ellos.

Y un día les caerán lágrimas como lápidas con nombres y apellidos, las de la ausencia, las del vacío que te inunda al iniciar un camino sin un amigo, sin un hermano, sin los padres. Esos cantes, bromas, rezos… sentir esas cosas que viví contigo y que viviré sin ti que me ensartan un rosario de sentimientos que nacen cada camino y que siembran los recuerdos de imborrables momentos y de inolvidables amigos, esos que ahora están conociendo y que serán sus hermanos incluso cuando estén de alma presente.

La vida de un rociero es un camino sin horizonte, que inicias cuando te ponen la medalla en tu cuello y estrenas la ilusión pueril ávida de conocer el camino, de aprender todas las partes, de aprehender en tus retinas todos los instantes, de ser bautizado como rociero en el Guadiamar, y no acaba aun cuando anuden tu medalla en el varal de la carreta. Esas medallas son crespones que hacen el camino anudadas a la carreta de plata, son el tributo de nuestra Fe, para que, cual evangelista, caminen a su lado susurrándole sus plegarias a María del Sin Pecado. Por eso la Virgen del Rocío no tiene lágrimas, porque cada vez que un rociero la acompaña, le evita la soledad de amor en la que aquella pasión acabara, y ese es el mayor motivo de alegría para su mirada materna “Madre, ahí tienes a tus hijos. Hijos, ahí tenéis a vuestra Madre”. Pero tu camino va más allá. Incluso después de la muerte, la medalla sigue siendo peregrina en la nostalgia de un pecho ajeno, que se asfixia si se olvida de tu aliento y cojea si no carga en su espalda tu alforja, albacea del legado de solera que supone, para un rociero, ese trozo de metal con aquel nombre grabado en su reverso. Como ahora mismo les ocurre a esos que se nos viene a la memoria su nombre y su imagen (parece que estuviera viéndote ahora mismo), esos que ni la muerte nos separa de ellos.

Querido primo Grabié: ¿Dónde te has buscado a este jartible CALI? Este pescador de hombrecitos (si no digo de mujercitas es discriminación, si lo digo suena a pervertido, ¡Amoavé!), les ha echado el anzuelo para hacerlos apóstoles del Pastorcillo. Los va guiando, con la majagua del Coro, aquerenciándolos a la Rocina a estos trastos por los trastes sin cejillas, donde nacen los sentimientos más jondos.

No conforme este zagal, este encofrador del futuro de la Hermandad, se ha camelao a esos churumbeles para que hagan su primera noche del camino creándoles un mundo de fantasía, en una noche de cuento y, lo más grandioso, ha convencido a estos camastrones, que se despierten a las cinco de la madrugá para que conozcan el camino de Hinojos y lleguen hasta la presentación en la ermita, para que sus huellas en las arenas, caminando entre armonías y cadencias, dibujen pentagramas animados al compás de su maestranza rociera. Los padres le estamos diciendo que es un palizón (¡Cada año, a mí me parece que echan el Aholí más pa allá!), por lo que está urdiendo contratar un coche con remolque pa tó los niños al que va a llamar “La Borriquita… Peregrina”.

Con este CALI, estamos todos los padres indignadísimos... Con lo que nosotros odiamos compartir y enseñar a nuestros hijos el camino, con lo que nos irrita ver la pandilla de cerca del centenar de niños que están formando, con lo que nos repugna que se nos ponga la piel de pollo contemplando los resultados del destete que este hombre está consiguiendo de esa piara niños tímidos y abrazados a sus progenitores el otoño pasado… (me veo en la necesidad de escribirlo así porque, a este paso, no sé cuándo me vais a dar la ocasión de poder criticaros algo).

Galopan los escalofríos al ver a estos niños cómo acogen e integran al que llega y se incorpora al grupo sin cerrojos que este CALI está conformando. Niños que ya han aprendido el concepto de acoger y el de compartir con la edad que aún tienen… Ya son más rocieros que esos cicateros adultos que todavía siguen escaneando visualmente la indumentaria, el currículum, patrimonio, posición laboral, qué medalla rociera llevan, de qué Hermandad de Penitencia son o cualquier otro parámetro antes de dirigirle la palabra a un desconocido. Niños que ya saben que ser rociero es no excluir, ni a quien no le ves interés para tu beneficio personal, ni a quien sus opiniones no te interesen o no compartas.

Y es que, todavía casi ni se han estrenado y ya los admiro maestros. Sobre todo, ese maestro en el “No ni ná”, ese volcán de vida haciendo frente al bombardeo de relentes de escarcha que nos está enseñando cada día que vivir es el equilibrio de funambulear entre cuitas y gozos. Ese prioste de bienaventuranzas que, cada amargura adorna de esperanza ¿Cómo darse por náufrago cuando tienes como faro el aliento de un tiarrón que se crece como Gulliver, dándote en toda la cara la lección de cómo se pone las manos para abrazar la Cruz que Dios nos da a cada uno? ¡Como si de una simple vara de eucalipto se tratara!, ¡Como si abrazara su guitarra para entonar a acariciarla!, ¡Como si portara, a su edad, el mismísimo estandarte de la Fe rociera!, ¿Cómo ser el Cirineo de este Espíritu de vida si, en cada caída, su cara es una porfía que vence, con desdén al insulso, con una nueva levantá a su pulso, como si un juego fuera mantener en pie la vida? Mi madre siempre me decía: “Si bien como y bien duermo es que no estoy enfermo”. Ahora la entiendo, una persona con sueños que realizar, con apetito de vida, no está enfermo, jamás se detiene, jamás dice “no sé”, “no puedo”, “me da miedo”, “me da asco”... Siempre tiene un “déjame a mí”.

Yo quiero de mayor ser como él, y con mucha chulería quitarle a Héctor la guadaña y afeitarme la cabeza para jugar a ser rockero, e insumiso amotinarme ante Caronte y hacerme con ese bergantín pirata, revirá el camino pa el Hades para atracar en el regazo de mis padres silbando con la misma alegría con la que veo el zaguán de mi casa cuando acaba la Romería, y mantenerle el pulso a las duquelas, y aprender a escribir sin astillas como él va escribiendo su Evangelio, con una mirada con retranca y una sonrisa con la que va recitando, cuando el camino se le pone cuesta arriba del Rosario, sus Misterios Jocosos.

¡Cuánta grandiosidad en ese idioma tan sencillo de este niño!, sin palabrería ñoña contagia su amor a Dios, que baja pidiéndonos que le dejemos que esos nuevos rocieros se acerquen a él. Tanto amor le ha cogido que quiere que ya esté con Él en el paraíso, pero se interpone una bulla más larga que la del Rosario del Caoso que se le embroca interpelándole: “Pues va a ser impuntual a vuestra cita, así que avisa a Pedro que se siente en una silla del palquillo, porque vamos con retraso, que seguirán muchos Pentecostés sus pasos entre la aldea y Sevilla, porque Sevilla no hace caso a los que le vienen con prisas. Si quieres caminar con él, haz como en Emaús: bájate de la carreta, de tu carreta de plata, sonríete con ese guiño con el que te trajina este niño y dale un beso de buenas vidas para hacer juntos el paseíllo de esta faena que supera sin petos, cornada a cornada y, por despué, ¡Vaya usté condió!, que al fin y al cabo eres Tú mismo.

Que me da a mí la corazoná que esta alma, con apenas cuatro zancás que ha dado, ya ha dejado una huella profunda en su Hermandad de admiración y Esperanza. Así que, si quieres estar junto a este Maestro, conviértete en su peón de brega, con las cuentas de tus besos enlaza un rosario de quites por naturales y alíviale las banderillas de las batas blancas con el nombre de tu Madre bordás en sus pechos, que ese rejón de espinas no es el estoque que hoy le toque de corona al rey de esa casa.”

Ya puestos a hablar en taurino, Mediadora de los buenos, no te me hagas Piedad del Arenal sevillano, permíteme que, tras la Misa de Romeros, yo le vea salir a hombros por la puerta grande del Salvador hacia el Arenal Marismeño y que, cuando se nos cuadren las agujas como Dios manda (mantengamos el orden de los tiempos) que anude nuestras medallas y nos nombre en sus rezos y te presente a sus hijos y te presente a sus nietos, que este año cuando lleguemos con la carreta hasta tu puerta sólo haya lágrimas agradecidas y que sólo un abrazo mu apretao nos deje sin aliento.

¡¡Totá!! Querido primo Grabié, que con este CALI estamos en eso de “relájate y disfruta” porque es inevitable. ¡Para cada impedimento este hombre rompe una hucha de soluciones!, ¡Por cada objeción chasquea y se saca del sombrero de ala ancha una ideíta nueva que lo lleva al infinito y más allá! Esto es como pretender discutir con un agual marismeño. Sobre todo, porque presiento que no está planificando una jornada de excursión escolar, sino dos días (con su correspondiente noche del Caoso) estrictamente docentes. Porque, aunque muchos profesores (sobre todo en el Aljarafe) protesten porque se queden las aulas vacías en los días de Romería, sus alumnos siguen en jornada escolar. Y es que lo que aprenderán en el camino, no lo aprenderán en ningún centro docente, actividades extraescolares, libros de ética y formación ciudadana, página de Instagram, canal de You Tube o serie de Netflix y les valdrá para todos los foros por los que discurra sus vidas.

Para entender esto, hay que haber hecho el camino, no me refiero a haber ido al camino, me refiero a haber hecho el camino en Hermandad, a adquirir conciencia de ser uno mismo la Hermandad, porque la Hermandad no es un ente abstracto y etéreo, la Hermandad es un cuerpo cierto que se compone de hombres y mujeres (en todas las opciones, sin excepción, que nuestra moderna sociedad nos define hoy día como políticamente correctas), de familias que ya van por varias generaciones, de grupos de amigos que llevan más de treinta años compartiendo, preparando, haciendo juntos el camino y educando juntos a sus hijos que, junto a los que ahora están conociendo, llegarán a otros treinta caminos como hermanos y se lo transmitirán a nuestros nietos.

El camino es compromiso, implicación. No es sólo tu relación con el Dios Padre, su hijo Jesús y el Espíritu Santo. Es la relación entre cada uno con todos los demás, con los que convives cada camino, paso a paso, delante de la carreta, compartiendo la sagrada forma en cada Eucaristía de Romeros, cada Ángelus, Rosario o una charla, disfrutando de un cante o con uno de aquellos cachondeos que se organizaban antiguamente cuando esta Hermandad no era señorial y esplendorosa de categórica solemnidad, sino un grupo de personas con talento y humildad, con arte y generosidad. ¿Qué sentido tiene todo el tiempo dedicado a preparar el camino, el dinero que cuesta, que a veces es un sobreesfuerzo en la economía doméstica, todos los desvelos de los días previos para, al final, estar todo el tiempo tan solo con tu reunión? Para eso se organiza una barbacoa en casa de uno y se divierte lo mismo y más barato.

Personalmente, no me gustan las Hermandades demasiado numerosas, porque se pierde el trato directo entre los hermanos. Se convierten en instituciones admirables en sus cultos y obras asistenciales, pero se diluye el matiz que la hace HERMANDAD: la convivencia entre sus miembros más allá de la cortesía del trato de un evento social. Hay un matiz nada sutil entre ir con una Hermandad y ser de la Hermandad, ser la propia Hermandad en carne y hueso.

El camino es compartir con todos los que caminan junto a ti delante de la carreta, de todas las reuniones. La reunión es la plataforma que te permite la infraestructura necesaria para poder dormir, lavarte, tener armarios y alacenas, pero, a partir de ahí, el camino es convivir con todos los que caminan junto a ti, si es amigo porque disfrutas de su compañía, si no lo conoces ¿Qué mejor momento para ello? ¿Cuántas amistades han surgido de conocerse andando delante de la carreta? ¿Cuántas familias? ¿Cuántas personas habitan este mundo gracias a que sus padres se conocieron delante de la carreta? Se hacen tu familia a cada paso que camináis juntos. Pero el camino no sólo lo convives con tus vivos, lo revives con tus hermanos fallecidos al detenerte en aquel lugar del camino o al oír aquella sevillana que alguien rescata de la prisión del olvido y que te parece que fue escrita para él (o para eeeeeella). Porque, si no amas a los que llamas hermanos ¿Para qué tantos abrazos?

El camino no tiene sentido realizarlo en soledad, porque es un camino amputado, imperfecto, incompleto. Si no compartes tu camino con el báculo de su hombro, si no forjas una Hermandad con el resto de personas que forman tu vida, aunque lo hayas realizado en la más profunda y mística reflexión interior religiosa, no es una Romería, porque la Romería es la jocosa exaltación de la común unión de las personas que la realizan. Piénsalo, si tus pasos no dejan huellas en nadie ¿Para qué tantas ampollas?

Por ello, lo mejor, lo que hace que todo compense, lo que más te emocionará, lo que te hará sentirte mejor persona, lo que te enseñará a valorar la belleza de todo lo que es adorno accesorio deleitando tus sentidos… Es llegar al final del camino, llegar a esa reja de adagios y odas y poder mirarla, mantener una conversación con ella, porque en eso consiste rezarle. Y, de pronto, que se interrumpa tu conversación al escuchar la salve, mirar a tu alrededor y sentirte arropado por aquellos que te llaman hermano, como una legión rociera en formación de Tortuga. Aquellos que COMPARTIERON las grandezas y penurias del camino, los que complementan el amor maternal de la que te estaba esperando con ese amor fraternal de quienes te acompañarán toda tu vida, con ese amor eterno de quienes te enseñaron el camino y hoy no están, pero les ves… Ese repeluco que te zamarrea haciendo temblar tus labios y una lágrima en tu pupila como llama en un pabilo es el que te hará comprender el porqué de tu cansancio, esas lágrimas saltarán desde el precipicio del yo para caer sobre el mullido nosotros, bajo el amparo de esa mano que, al primer temblor, se te agarrará apretando con todas sus fuerzas, transfundiendo así su concepto de amor y de compartir, recordándote que todos esos que te rodean son tu Hermandad, porque ellos son la encarnación del angelito de la guarda que tenías… pero cuando dejas ya de ser niño.

Y respirando hondo, como un gañafón se te varearán tus seseras y tus entrañas en un seísmo, cuyo epicentro estará en lo más recóndito de tus adentros, para recoger el fruto del camino, comprender de una vez que, el camino, no es una lista de antiguos nombres toponímicos con sabor a una poética baja Andalucía, romántica y bucólica. El camino es lo que has terminado porque lo has terminado con quienes lo has terminado, si no, no sería el camino, sería una excursión cultural/lúdica del colegio.

Eso es lo que os hará conocer el CALI y su cuadrilla sembrando en la paciencia del tiempo este centenar de semillas que darán como fruto una Hermandad del Rocío de Sevilla mucho más Hermandad, más auténtica, más rociera, y esos resultados lo veremos más rápido de lo que queremos. Antes de que os deis cuenta, repasaréis las fotos de los selfies del móvil y sumaréis: ¿Veinte años ya de esta foto?... Pues sí. ¡Vaya los trajecitos que se llevaban en aquella época!

Ahí los tienes, Madre, ellos aún no te conocen ni te reconocen como Madre, ellos aún no te hablan como se le habla a una madre: sus inquietudes, sus confidencias, sus sueños, sus males, sus gozos… Todos tienen a la madre que los parió, y todos se sienten privilegiados por recibir el amor de su madre, únicos, porque una madre ama en la infinidad y abraza a cada hijo como si fuera el único, aunque sea madre de familia numerosa (mi madre siempre nos decía: “¿Qué dedito me corto que no me duela?...”) El problema está en que, como ellos aún tienen en la tierra a su madre, no asimilan que ellos tienen dos madres.

Ojalá tarden muchos años en comprender qué se siente al hablarle a una madre sin poder mirarla a los ojos mientras te escucha con una sonrisa cómplice, sin poder sentir sus caricias mientras te consuela, sin poder oír sus consejos para guiarte en la vida cuando dudas o cuando crees que ya todo lo sabes porque ya eres mayor, ¡Porque eres tú mu listo!… Sin sentirse el ser más afortunando del mundo por poder abrazar a esa mujer, porque esa mujer, que es como cualquier otra mujer, no es una simple mujer, es su madre. Ojalá tarden mucho tiempo en reconocerte como la única madre que les queda en la tierra. Ojalá tarden mucho tiempo en reconocerse en sus padres cuando se vean repitiendo las mismas frases a sus hijos.

Esa es la gran tragedia humana: que, hasta que no sean padres, no podrán comprender el amor de sus padres. Hasta que no formen su familia, no sentirán la alegría de ir de visita a casa de sus padres y encontrárselos, con el poso de los años, pero están, aún están, con su corazón platino aun latiendo para dar impulsos. Y poder volver a abrazarlos, y dejar de asumir todo el peso de la vida para poder reconfortarse abandonándose en el regazo de sus manos, porque es donde una persona está más a gusto en la vida, acunada en las manos de su madre.

Que nunca nadie les reniegue las manos de su madre mientras sigan dando calor, ni esas manos sientan el desahucio del olvido mientras sigan teniendo caricias pendientes. Si lo necesitara su salud, pon sus manos en manos de profesionales, pero en cuestión de amor, no te laves las manos, mantenlas siempre a mano, porque nunca llega el tiempo de dar de mano para cuidar las manos que te cuidaron. Ojalá tarden mucho tiempo en añorar las caricias que no pudieron recibir porque les cogía a trasmano.

Benditas las manos samaritanas, encarnación del amor a una madre, que no hay corazón con más buena sangre que la que el amor de balde lo paga. Aunque entre la niebla de su memoria ya no reconozca quién es su Ángel, el acorde de su voz hace que mane un brillo por sus niñas y lacrimales. Que el pincel que dibujaba en tus labios una sonrisa con dos trazos, hoy requiere de tu tacto para no pintar abstracto el amor descorazonado porque, cuando el cerebro entra en trance en un laberinto de calles por el que te guiara de su mano, es la llamada para que en este día tú la lleves alumbrando el pabilo que ya no enciende la luz que te diera a luz hace… los años que tañes.

No hay mayor gratitud ni mejor alabanza y este ejemplo es la mejor enseñanza con que honra la rama que al tronco sale. Pa abrigarla, de caricias borda un manto, que esas manos fueron tus pacientes cuidadoras y hoy es hora que, con la misma paciencia, las cuiden tus manos. Que es su cama una peana bajo el palio de olvidar que tus besos son sus joyas que llenan de esperanza su calvario. No tuvo ninguna Imagen mejor costalera, que sus pies son ejemplo para Sevilla, la fe mueve montañas, que es la silla que la trae pa que sus dos madres se vean.

No tuvo nadie mejor camarista que la vista como ella viste su reina ¡Con qué alegría la mima y la peina! ¡Con qué paz de sonrisas la maquilla con dos manos generosas de alegría! El lunes de Pentecostés no digas que está en el cielo, que sus temblorosos labios que sus rezos olvidaron están en las puntás de besos del manto que, con cardos y acantos, de niña, le enseñara a coser ¡Ay, Si se pudiera retroceder las puntas de las agujas y vencerle a aquella puja del tiempo que ya se fue! Porque su vida no fue un sueño, ¿Te explico otra vez lo que es tener Fe? Tener Fe es no buscarle atajos al camino de los cielos.

Ojalá comprendan que la familia que es su origen y la familia que originen en su vida, además de su Hermandad (que son su familia sin ser su sangre) y los amigos ciertos que la vida les ponga en su camino, es lo que realmente tiene importancia en la vida que comienzan a vivir. Que sean autosuficientes, independientes, librepensantes, pero sobre todo, que respeten el valor que le den a su palabra cuando estrechen su mano. Este es el auténtico patrimonio de una persona en la vida y la que propiciará que sean eternos sus hermanos.

Por eso, Madre Mediatrix, Tú siempre intercede por ellos, démosle folios en blanco para que sigan escribiendo sus vidas con sus propias palabras, que no sigan el dictado de nadie, pero, cada vez que manchen con un borrón su vida, Tú sigue intercediendo por ellos, porque ya no llevan baberos y esas manchas les marcarán sus vidas como un hierro ganadero. Llévalos de tu mano, para que crucen sin miedo cada uno de los vados, que se aferren con sus dedos al tacto del marfil y terciopelo que bordas Tú sin pecados.

No te pido que les hagas sus tareas, ni que desveles los misterios que ellos solos tienen que escudriñar. Pero, si no saben, intercede para que alguien les enseñe. Si no pueden, intercede para que alguien les ayude. Si no quieren, intercede para que alguien les dé una buena colleja y se espabilen. Tú intercede ante el Espíritu Santo para que les ilumine el camino correcto hacia tu ermita, que admiren la belleza concediéndole la importancia con que la admira un ciego, distinguiendo las voces de los ecos y que honren el afecto recibido de modo que todo el que les conozca se sienta feliz de haberles conocido. Que no se concentren en cumplir fariseamente las formas. Que lo importante no son las flores ni las guirnaldas, sino que el corbujón esté lleno de un costo de amor para COMPARTIR. Tú intercede por ellos para que el Espíritu Santo les conceda el don del entendimiento para que comprendan el por qué cuesta tanto esfuerzo poder sentirse satisfecho.

Que cuando sean “platinos”, relean esos folios, aún hoy en blanco, con melancolía, pero sin remordimientos, henchidos de orgullo por no tener ninguna página oscura en su corazón. Conscientes de que no todos sus pasos, por muy tenaces que pretendieran ser, sembraron raíces de enseñanza, porque algunos nacieron las tierras estériles del fracaso o en los pedregales de los reveses de la vida. Que relean esos folios para reencontrarse con los que ya no estemos con ellos, pero también para reencontrarse consigo mismo, con el actual niño que hoy es, el que tantas ganas tiene de ser mayor y que, cuando relea estos folios, comprenderá que fue el sueño más falaz de cuantos tuvo en su vida.

Nosotros, cuando veamos en el espejo que la tersa belleza se pliega en olvidos y melancolías llenas de polvo (y no precisamente del camino) y oigamos venir de lejos el racheo de la buena muerte, nos rendiremos a su cortejo, un cortejo sin compaña para cruzar ese último puente del Aholí definitivo, que nos llevará a un traslado de esta… “andalucielo la Baja” hasta las alturas del cielo en esa Asunción que muchos no asumen, para dejarnos a solas mirando cara a cara al Pastorcito pa recitar el epitafio rociero: “¡Dispuesto, cuando usté mande… arreamos!”.

Y les rendiremos cuentas de aquellos dones emprestados, porque nunca fueron nuestros, presentando satisfechos nuestras cuentas con la pose de un Pilatos por la Calzá, un Pilatos que no se lavó las manos y se señaló cada ocasión en que hubo que dar un paso al frente (porque sabía que merecía la pena señalarse) para rogar por nuestros vivos: “Ahí hemos dejado a los hijos que nos emprestaste y, por ellos, el camino de nuestra vida no acaba, se duplican los talentos, como nos pediste. Bendice nuestras castas, porque tras ellos, otro camino nuevo empieza con su reata”.

Hay que hacer de nuevo, no digas lo que hay que hacer, hazlo. Bienaventurados aquellos cuyas vidas dejan un testigo que recogen sus hijos y nietos. Porque, si tu vida no fue ejemplo para la vida de nadie ¿Para qué viviste?

Hoy día, aquellas viejas fotos enmarcadas o en la cartera están en la pantalla del móvil o del ordenador. Las conservamos y las miramos como aquellas figuritas de las hornacinas romanas con la que se rendían culto a los antepasados, los dioses menores, los domésticos Lares y Penates. Nadie vaya a equivocarse, en mi hornacina de letras, mi recuerdo pa mis Manes, rindo honores a mis Lares, pero mi culto es para Ella, para Ella son los altares. Ninguno somos pastores de la devoción rociera, la Pastora y Madre es Ella, nosotros sólo somos hombres que otros hombres no recuerdan. Ellos ya hicieron sus méritos, por eso ya están a su vera, ellos sí que son rocieros, a nosotros aún nos queda demostrar si merecemos que también se abran las puertas cuando llamemos al cielo, cuando le rindamos cuentas. Si habitamos el recuerdo de quienes nuestra Fe heredan y veamos que nuestra huella la conservan nuestros nietos, y al llegar al eucaliptal nos nombran entre sus rezos, entonces será rociera nuestra alma allá en los cielos y afirmarán en la tierra “ese sí que fue un rociero”.

Esto que llaman “Hermandad” es la forma más hermosa de vivir la vida, de nuestras vidas, de nuestros padres y de nuestros hijos. Por mi madre soy Romero, la mejor de mis herencias. Que mis padres desde el cielo, sentados junto a su vera, me procuran el consuelo y el remedio a mis duquelas hasta el día en que vuelvan y resucite su ejemplo. Mientras ese día llega, yo vivo con su recuerdo, manteniendo sus consejos, sus valores y maneras de buen cristiano y rociero, de amor paterno y materno, de sacrificio y entrega. La educación que pretendo que algún día mi hija aprenda y se la enseñe a mis nietos pa que mi casa mantenga la fe de mis bisabuelos. La Fe cristiana y rociera que hoy ya es un Sacramento en el alma de mi dueña, para que aprenda a quererla como a esa Madre la quiero. Que mi casa sea rociera, que en mi casa esté presente por siempre la imagen de Ella. Que el legado no se pierda, que aquel amor se haga eterno en nuestra saga rociera, nuestra casa sea el templo donde un cante se haga rezo por las madres que parieran una mi alma… Otra mi cuerpo.

¿Entiendes ahora por qué tanto esfuerzo, tanto cansancio, tanto sacrificio, tantas ampollas, tantas quemaduras, tantas fatiguitas, tantas agujetas? Pues ponte zapatos cómodos, vístete de algarabía, porfíasela a tus aburridos y estirados mayores, que, en este camino, con la verdad de tu espontaneidad seas el fruto de la savia nueva que disipe los nublados del error de lo socialmente correcto, y agárrate, no a la plata de la carreta, sino a la carne viva de las manos de tus hermanos, y no te detengas, siempre caminando, incluso cuando le rezas, porque al jartible del CALI no hay quien lo pare ni quien le porfíe lo que sueña.

Ya lo desearéis cuando seáis padres e imploraréis en el huerto de los naranjos del Salvador que Dios os mande un CALI para vuestros hijos.

Etiquetas

11 Septiembre 1900 2014 2016 2017 2018 2020 2022 2023 8 de Marzo Aarón Sánchez Abandono Abogados Aborto Abrazos Abrecaminos Abrigo Abuelas Abuelos Abundancia Abuso sexual Accesibilidad Acciones Aceptación Acoso Actitud Actividad física Actores Actuar Adelante Adicciones Adiós Adolescencia Adoptar Adultos Aeropuerto África Agradecer Agua Águila Ahorro Ajedrez Ajo Albert Einstein Alcholismo Alcohol Alegría Alejandro Jodorowsky Alejandro Magno Alemania Alimentación Alma Alopecia Alquilar Alquiler Alumnos Alzheimer Ama de casa Amantes Amar Amarre Amén América Amigos Amistad Amor Amuletos Ana Frank Ancestral Ancestros Ancianos Ángeles Angelina Jolie Animales Ánimo Aniversario Anónima Anorexia Ansiedad Antártida Antepasados Antes y Después Antoine de Saint-Exupery Antoine de Saint-Exupéry Antonio Machado Año Nuevo Apartamento Apocalipsis Apple Aprender Aprendizajes Arabia Saudita Árbol de Navidad Árboles Arcángel Miguel Arcángeles Argentina Aristóteles Armonía Arte Arthur Ashe Artistas Asesinato Asiatica Asilo Astrología Ateo Austeridad Auto Autoestima Automóvil Avaricia Aventura Aves Avión Axel Ayer Ayuda Azúcar Bailar Ballenas Banco Barbijo Barcelona Basura Bautismo Bebés Belleza Bendición Beneficios Besos Biblia Bicicleta Bienestaar Bill Gates Biografias Blanca Bob Carey Bob Marley Bodas Bombardeos Bomberos Bondad Boxeadores Brad Pitt Brasil Brillar Brindis Brujas Buda Budismo Buenas Noticias Bulgaria Bullying Burro Búsqueda Butano Cabala Caballero Cabello Cadenas Café Calefacción Calentamiento Global Calor Calvicie Cambiar Cambio Climatico Camello Caminar Camino Espiritual Campañas Campesino Campo Cáncer Canciones Cancún Cantantes Cantar Cantinflas Capacidades diferentes Capitalismo Cara Carácter Cardiólogo Caridad Cariño Carlos Páez Vilaró Carlos Slim Carpintería Carro Carta Casa Casamiento Casos Casualidades Catolicismo Causalidades Causas Caza Celebración Celebridades Celos Celtas Cementerio Cenizas Cerebro Cerrajería Chakras Chamán Chamuel Charles Chaplin Chi Chicas Chile China Chismes Choque Cicatrices Ciegos Cielo Ciencia Cima Cine Cirujía Citas Clase Clima Coca Cola Cocaina Coche Coco Cocodrilo Coherencia Colaboración Colectivo Colibrí Colombia Comediantes Comics Comida Cómo hacer Compartir Compras Comprensión Comunidad Conciencia Conducir Confianza Confiar Conmovedores Consejos Constancia Consumismo Convivencia Coraje Corazón Coronavirus Corte de La Haya Corto Cortometraje Cosméticos Cosmos Costumbres Covid-19 Crear Crecer Crecimiento Creer Crianza Crisis Cristianismo Crítica Críticas Cruz Cuarentena Cuba Cubo de Rubik Cubrebocas Cuello Cuentos Cuentos Cortos Cuerpo Cuidados Culpabilidad Culpas Cultura Cumpleaños Cura Curación Curiosidades Dalai Lama Daño Dar Datos Debate Deberes Decir Deconstruir Decoración Decreto Dejar Delfines Dentistas Denzel Washington Deportes Deportistas Depresión Derechos Desafío Desamor Desaparecidos Desapego Desarrollo Desastres Descanso Deseos Despertar Destino Día Día contra la violencia hacia las mujeres Día de la Madre Día de los muertos Día de Todos los Santos Día del Amigo Día del Hombre Día del Niño Día del Padre Día Internacional de la Felicidad Día Internacional de la Mujer Día Internacional de la Música Día Internacional del Beso Día Internacional del orgullo LGTBQ Día Mundial de los Animales Diálogo Diario de una pasión Días Dibujos Dicha Diciembre Dientes Dieta Diezmo Diferencias Dificultad Dinero Diógenes Dios Dioses Discapacidad Discipulos Discriminación Discursos Disfraz Disfrutar Distancia Diversidad Docentes Doctor Dolor Dolores Don Quijote Donación de Órganos Donar Dormir Down Drogas Dudas Duelo Eclipse Ecología Economía Edad Edgar Allan Poe Eduard Punset Eduardo Galeano Educación Educar Efectividad Ego Egoísmo Ejercicio El Hombre Araña El Principito Electricidad Elegua Elvis Presley Embarazo Emociones Empatía Empleados Empleo Empoderamiento Emprendedores Empresarios Enamorarse Encuentros Enemigos Energía Enfermedades Enfermera Enfermería Engordar Enojo Enseñanzas Enseñar Entrenamiento Envasado Envases Envidia Ernesto "Che" Guevara Escaleras Escritores Escuchar Escuela Esfuerzo Esopo España Espejos Espera Esperanza Espíritu Espíritu del Desespero Espíritu Intranquilo Espíritu Santo Espiritualidad Esposa Estados Unidos Estampita Estereotipos Estrés Estudiar Estudios Ética Evangelio Eventos Evolución Éxito Experimentos Fábulas Facebook Facundo Cabral Fallecidos Fama Familia Famosos Fantasía Fantasmas Farmacia Fe Fechas Felicidad Felicitaciones Femenino Femicidio Feminicidio Feminista Feng Shui Festejos Fiestas Filosofía Fin de Año Final Finanzas Fincanciero Físico Fomentar Fotografía Fotos Francia Frases Frecuencia Frida Kahlo Frío Fuego Fuegos Artificiales Fuerza Fumar Futuro Gabriel García Márquez Gabriel Rolón Gafas Galletas Gandhi Gas Gastronomía Gato Gatos Gay Gemelos Generación Género Gente George Washington Gestos Gracias Graffiti Graffitti Gratitud Grecia GreenPeace Griegas Guerra Guerrero Gustavo Cerati Hábitos Hablar Hacer Halloween Hambre Hechizo Hermanos Héroes Hijas Hijos Hindú Historia Historias Hogar Hollywood Hombres Homenaje Homosexualidad Hormigas Horóscopo Hospital Houdini Hoy Huevo Humanidad Humildad Humor Husain Bolt IA Ideas Iglesia Ignorancia Igualdad Iluminar Imagenes Imaginar Imposible Inclusión Increíbles India Indios Infancia Infierno Infografías Información Inglés Injusticia Inocencia Instrumentos Inteligencia Inteligencia Artificial Internet Intuición Inventores Inventos Invertir Invierno Ira Irma Italia Jaguar Jair Bolsonaro Jamaica Japón Jehová Jesús Jim Carrey JJOO John Lennon Jorge Bergoglio Jorge Luis Borges José Mujica Joseph Campbell Jovenes Juana de Arco Judaísmo Juegos Juegos Olimpicos Juguetes Justicia Juventud Juzgar Kant Kanye West Karma Kimbanda Kurt Cobain La Ballena Rosa La Naranja Mecánica Ladrón Laika Latinoamerica Laurel Lecciones Lectores Lectura Leer Legal Legislación Lenguaje Inclusivo Lentes León Letras Ley de Atracción Ley de Talles Leyendas Leyes LGTBQ Libertad Libros Limosna Limpieza Lista Literatura Llanto Llorar Lluvia Locura Logros Lorena Pronsky Los Andes Los Reyes Magos Lotería Lucha Luis Fernandez Lujo Lunes Luto Luz Machismo Macumba Madera Madre Teresa de Calcuta Madres Madurar Maestros Mafalda Magia Magnates Maktub Mal Malo Maltrato Mamá Mandamientos Manicura Manos Mantenimiento Mantras Manualidades Mañana María Madgalena Marido Mario Benedetti Martin Luther King Masaje Mascarilla Mascotas Masculinidad Masculino Matemáticas Material Maternidad Matrimonio Mayas Medicamentos Medicina Médicos Medio Ambiente Meditar Mejor Memes Memoria Mendigos Mensaje Positivo Mensajes Positivos Mental Mente Metafísica Metas Mexico México Michael Phelps Miedo Miel Miguel de Cervantes Milagros Militar Millonarios Mirada Misa Mitología Mitos Modas Monaguillo Monasterio Monjes Mono Moral Moralejas Motivaciones Motivos Movimiento Mudanza Muerte Muhammad Alí Mujer Mujeres Mundo Murales Muro Música Musicos Namasté Nat Geo Naturaleza Navidad Negativo Negocios Negros Nelson Mandela Netflix Ni una menos Nick Vujicic Nietos Niñez Niños Noche Normas Noticias Novios Nunca Objetivos Objetos Obras Obstáculos Octubre Odio Ofender Ojo Ojos Opinión Oportunidades Optimista Oraciones Organización Orgasmo Oriental Orisha Ortega y Gasset Oscar Wilde Osho Osos Pachamama Paciencia Padres País Pájaros Palabras Pan Panda Pandemia Pañuelo verde Papá Papa Francisco Papa Juan Pablo II Papá Noel Parábolas Paracelso Paraguay Paraíso Paranormal Pared Pareja Pasado Pascua Pasión Pastores Pato Patriarcado Pau Dones Paulo Coelho Paulo Freire Paz Paz interior Pecado Peces Pedalear Pegagogía Peleas Películas Pelo Pensar Perdonar Perfecto Periodistas Perros Perseverar Personajes Personas Perú Pesca Pesimista Pez Phyllis Theroux Piazzola Piel Pintores Pirotecnia Planchar Planeta Plantar Plantas Plástico Playa Plenitud Pobreza Poemas Poesías Poeta Policía Política Políticos Portugal Positivo Predicadores Prejuicios Premio Nobel Premio Nobel de la Paz Preocupación Presente Presidentes Prevención Príncipe azul Prioridades Problemas Productividad Profecías Profesiones Profesores Progresar Propósito Prosperidad Prostitutas Protección Protestas Proverbios Proyectos Psicología Psicólogo Psícologos Puentes Puertas Punta Cana Rabia Racismo Ramesh Rana Ratas Ratón Ratones Razones Realidad Realización Rechazo Recién nacidos Reconciliación Recuerdos Redes Sociales Reencarnación Reflexión Reflexiones Refranes Regalos Reglas Reiki Reir Relaciones Relatos Religión Remedios Rendirse Renunciar República Centroafricana Republica Dominicana República Dominicana Resiliencia Resistencia Respeto Restauración Restaurante Resurrección Revolución Reyes Rezar Ricos Riesgo Rio 2016 Riqueza Risas Ritual Robar Robert Kiyosaki Robin Williams Rock Rockefeller Rocky Balboa Románticas Ropa Rosario Rostro Ruda Rusia Sabiduría Sabios Sacerdote Sagrado Sahúmo Sal Salmos Saltamontes Saltar Salud Salúd Saludar Salvar Samurai San Antonio San Benito San Cayetano San Cipriano San Expedito San José San Judas Tadeo San Martin de Porres San Valentin Sanar Sangre Santa Claus Santa Eduviges Santa María de Guadalupe Santa Muerte Santa Rita Santería Santísima Muerte Santo Niño Milagroso Santos Satanás Sátira Secretos Seguridad Semana Semana Santa Sencillez Sentimientos Sentir Seño Señora Separación Ser Seres queridos Serpientes Servir Sevilla Sexo Sexualidad Shakespeare Shopping Significados Símbolos Síndrome de Down Síntomas Sioux Siria Sistema Situaciones Sobrepeso Sobrevivientes Sociedad Sociedad de consumo Sócrates Sol Soldados Soledad Solidaridad Solsticio Soltar Soltería Soluciones Sonreir Sonrisa Soñar Sorididad Sorpresas Sortilegio Sostenibilidad Spiderman Spinoza Stan Lee Steve Jobs Stress Subestimar Sudáfrica Sueños Suerte Sufrimiento Suicidio Sultán Superación Supermercado Sylvester Stallone Tailandia Talento Tantra Tapabocas Tarde Tareas Tarot Técnicas Tecnología Teléfono móvil Temor Tendencias Tener Tenis Tentación Teorías Conspirativas Terapia Ternura Texto The Joker Tiburón Tiempo Tiernos Tierra Tips Tolerancia Tormenta Torres Gemelas Tóxicas Trabajo Tradiciones Tragedias Tranquilidad Tribus Tristes Tristeza Trucos Turismo Turquía Últimas Palabras Umbanda Unión Universidad de Harvard Universidad de Stanford Universo Uñas Uruguay Usain Bolt Usos Vacaciones Vacas Vacío existencial Valor Valorar Valores Varios Vecinos Vejez Velas Venezuela Venganza Venta Ventajas Verano Verdad Versículos Vestir Viajar Viajes Astrales Vibración Vida Videntes Videos Viejos Vikingos Vin Diesel Viñetas Violación Violencia Violencia de Género Violín Viral Virgen Virus Vitaminas Vivir Vocación Volar Voluntad Wedding Planner Whatsapp Will Smith William Colgate Yoga Yoruba Zen Zeus