lunes, 24 de junio de 2019

La historia del creador de Colgate

Cierta o no, esta es una historia que seguro le interesa conocer y es del empresario creador de la pasta de dientes Colgate que hoy en día es una de las marcas preferidas por todos los dentistas y odontólogos del mundo. Cómo llegó Colgate a ser la empresa multinacional exitosa de hoy en día? Aquí te contamos la historia de sus comienzos y su relación con la fe.

La historia del creador de Colgate

La historia del creador de Colgate

William Colgate fue un empresario inglés que nació el 25 de enero de 1783 en la localidad de Hollingbourn, en Kent, Reino Unido. Hijo de Robert Colgate y Sarah Bowles.

Siendo muy joven, emigró a Nueva York, pues se vio obligado a abandonar su hogar, ya que sus padres no podían sostenerlo, debido a la gran escasez económica en la que vivían.

Con tan sólo 16 años de edad, se ganaba la vida recorriendo las calles vendiendo jabones con una caja de madera colgada al cuello. Con sus ventas, ayudaba a su mamá quien ya había enviudado, además de colaborar para la educación de su hermanita.

Siendo él un joven de campo, se encontró con lo duro de conseguir trabajo en la gran ciudad, sin embargo, su fe en Dios lo ayudó a continuar en la búsqueda por superarse y prosperar. Un día para protegerse de la lluvia, se refugió en una iglesia y escuchó cuando el predicador narraba la historia de Jacob:

“E HIZO JACOB VOTO, DICIENDO: SI FUERE DIOS CONMIGO, Y ME GUARDARE EN ESTE VIAJE EN QUE VOY, Y ME DIERE PAN PARA COMER Y VESTIDO PARA VESTIR, Y SI VOLVIERE EN PAZ A CASA DE MI PADRE, JEHOVÁ SERÁ MI DIOS. Y ESTA PIEDRA QUE HE PUESTO POR SEÑAL, SERÁ CASA DE DIOS; Y DE TODO LO QUE ME DIERES, EL DIEZMO APARTARÉ PARA TI. GÉNESIS 28:20-22”

William, al escuchar esto, al salir se arrodilló con su cajita de jabón y oró diciendo:

“¡OH DIOS!, SI ME SACAS DE ESTA POBREZA EN QUE ME ENCUENTRO, TE PROMETO QUE DURANTE TODA MI VIDA DARÉ PARA TI LA DÉCIMA PARTE DE TODO LO QUE GANE”.

Durante la noche tuvo un sueño, en el cual escuchó una voz que le decía: “Aprende a fabricar jabones”. Tuvo fe y obedeció, ya que al día siguiente consiguió un empleo en una fábrica de almidón, jabones y velas. Llegó como mensajero, pero, por su buena conducta, fue ascendiendo hasta que aprendió a fabricar jabones.

Pronto, llegó a ser socio en el negocio del jabón; pero pocos años más tarde, se convirtió en el único propietario debido al fallecimiento de su socio. El negocio creció prósperamente, gracias a su esfuerzo y por supuesto, porque él continuó honrando a Dios con sus diezmos.

Para 1806 William Colgate descubrió la fórmula de la crema dental e introdujo los tubos de pasta de dientes, que hasta esa fecha, se comercializaban en polvo o en tarro. Por la calidad de sus productos, ya se encontraba produciendo una línea de jabones para el lavado de ropa.

Su fidelidad y dedicación a Dios le hizo prosperar y triunfar como empresario, ya que después de comenzar con el 10% de su diezmo, continuó con el 20%, el 30%, el 40%, el 50%, así, hasta llegar a dar el 90% de todas sus ganancias. Sus ventas aumentaron rápidamente con el paso del tiempo, por lo que su jabón comenzó a ser una marca reconocida en muchos hogares a través del mundo.

Colgate fue considerado el hombre más rico, sobreviviendo con apenas el 10% de sus ganancias. Fue alguien que apoyó a hombres de Dios para que se pudiera llevar el mensaje de salvación a muchas naciones.

La Universidad Colgate lleva su apellido en reconocimiento a su labor como benefactor de la institución.
Además ayudó a organizar varias sociedades Bíblicas, inclusive la American Bible Society (1816).

Después de su muerte el 25 de marzo de 1857, sus hijos continuaron siendo fieles a Dios, por lo que años más tarde en 1928 y, debido a su creciente internacionalización, la compañía decide fusionarse con Palmolive-Peet, para luego terminar siendo Colgate-Palmolive.

Sin duda, esto me ha dejado una tremenda enseñanza sobre lo importante que es honrar a Dios con nuestros diezmos, la fidelidad de Él hacia nosotros, y por consiguiente, poner en práctica nuestra fe, disciplina y esfuerzo.

William Colgate le creyó a Dios y a sus promesas.

miércoles, 19 de junio de 2019

Oración para la abundancia y la prosperidad

Que Dios te ayude con esto: una Oración para la abundancia y la prosperidad muy poderosa, solo leela y hazlo con mucha fe y mente positiva.

Oración para la abundancia y la prosperidad

Oración para la abundancia y la prosperidad

Si tienes deudas
Si tu situación económica es apremiante
Si no encuentras salida, entonces, necesitas una bendición financiera.

Continúa la lectura de este mensaje hasta el final.

La siguiente es la narración de una misionera peruana que dio origen a esta demostración del poder milagroso de Dios, conseguido a través de la oración

Así dice esta misionera:

Hace pocos días solicité ayuda financiera a una hermana Cristiana en los Estados Unidos para socorrer a una comunidad campesina en el Perú que atravesaba por una situación de pobreza extrema y que no tenía ingresos por falta de mercado para su exigua producción agrícola.

Ella, en lugar de enviarme el dinero que le solicité, me refirió esta oración.

Después de leerla con mucha fe, a las dos horas recibí una llamada donde me aceptaban como proveedora de una de las instituciones más grandes de nuestro país.

Créanlo o no, por eso quiero retransmitirte la oración y que Dios bendiga tu necesidad financiera y la satisfaga el doble.

Te digo que cuando yo la leí por primera vez, recibí como pago a mi oración más del doble de lo solicitado y la comunidad pudo satisfacer sus necesidades

ORACIÓN PIDIENDO LA BENDICIÓN FINANCIERA

Dios Padre Celestial
el más Cortés y Amoroso, yo te oro a Tí
y te pido que bendigas a mi familia abundantemente.

Yo sé que Tú reconoces, que una familia es más que sólo una madre y un padre, hermana y hermano, marido y esposa, donde todos creen y confían en Tí.

Igualmente, mi Dios, yo te elevo esta oración para que me bendigas financieramente

Asimismo, deseo que esta bendición financiera, sea no solamente para mí, sino también para la persona que me envió esta oracion y para todos a quienes se las transmitiré y para todos los que en adelante lo reciban.

Sabemos que el poder de la oración unida por todos aquellos que creen y confían en Tí, Padre Amado, es lo más poderoso que puede existir.

Yo te agradezco de antemano tus bendiciones.

Te pido, DIOS Padre, que le entregues ahora mismo a la persona que lee esto, la cancelación de todas sus deudas y cargas económicas en armonía perfecta para todo el mundo.

Derrama tu piadosa sabiduría sobre todos nosotros para que podamos ser unos buenos servidores y administradores de las Bendiciones Financieras de Dios.

Sabemos lo maravilloso y poderoso que eres y sabemos que si apenas te obedecemos y caminamos en Tu Palabra y tenemos la fe del tamaño de una semilla mostaza, Tu derramarás sobre nosotros todas tus bendiciones.

Te agradezco ahora Señor por las bendiciones que acabamos de recibir y las bendiciones por venir.
Señor Dios mío.

Yo oro ante ti en el nombre de Jesús, Amén.

Bendito y alabado seas, Señor.

Tómate 60 segundos para compartir este mensaje, de una sola vez, con todas las personas que puedas, y dentro de horas habrás causado que una multitud de personas hayan orado por nosotros y para nosotros.

Entonces, siéntate y mira el poder de Dios.

¡Qué Dios te bendiga!

martes, 4 de junio de 2019

La venta de los burros muertos

Una linda muchacha llamada Lolita se fue al campo y le compró un burro a un viejo campesino por $300 pesos. El anciano acordó entregarle el animal al día siguiente.

Pero al día siguiente el campesino le dijo:
—Lo siento, Lolita, pero tengo malas noticias: el burro murió.

—Bueno, dijo Lola, entonces devuélvame mi dinero.

El vendedor replicó:
—No puedo. Ya me lo gasté.

Lola le dijo:
-Bien. Igual entrégueme el burro.

— ¿Y para qué? preguntó el anciano, ¿Qué vas a hacer con él?

—Lo voy a rifar -contestó Lola.

—Estás loca, cómo vas a rifar un burro muerto?

—Es que no le voy a decir a nadie que está muerto, por supuesto.

Un mes después de este suceso, el campesino encontró nuevamente a Lola y le preguntó:

— ¿Qué pasó con el burro?

LOLA respondió:
—Lo rifé, vendí 500 números a 20 pesos cada uno y gané $10 mil pesos.

— ¿Y nadie se quejó? Preguntó el viejo.

—Solamente el ganador -le dijo Lola-, pero a él le devolví sus $20 pesos.

Lola creció y de repente se hizo política. Hasta llegar a diputada, luego Senadora, después Directora Gral, luego volvió a ser diputada y de la misma forma usó el dinero de todos. Y ese dinero fue a parar ¡¡¡a sus bolsillos!!! y todos sabemos de qué forma… Una mujer, que durante su vida nunca trabajó cómo Dios manda, ni hizo nada productivo ahora es muy rica... porque encontró muchos burros muertos en su camino y los fue rifando a mucha gente ingenua.

Pero lo mejor de esta historia es que sigue encontrando más burros muertos. (¡Quiere ser Senadora de nuevo en unos años más!)

La venta de los burros muertos

Hay muchos que no tienen sangre en la cara.

Usted no puede dejar que le sigan vendiendo burros muertos.... esta alerta.

Piense en sus hijos y su familia. Usted puede ayudar a que paren de vendernos burros muertos compartiendo esta historia.

(Autor anónimo / Un pueblo que vota por corruptos no es víctima... sino cómplice. (R. Shaw)

Mensajes Positivos similares