miércoles, 13 de diciembre de 2017

Mi perro no es mi hijo, pero yo soy su madre

Un hermoso mensaje para leer y compartir en tus redes sociales, se titula "Mi perro no es mi hijo, pero yo soy su madre" y habla del amor incondicional a nuestras mascotas.

Mi perro no es mi hijo, pero yo soy su madre

Mensaje Positivo : Mi perro no es mi hijo, pero yo soy su madre

Estoy cansada de que me digan que trato a mi perro como si fuera un hijo.
Sé que no es mi hijo, pero es mi perro!
Tengo un perro que amo muchisimo, que a diferencia de un niño, no madurará mentalmente, no dejará la casa un día para crear la suya, no cuidará de mi cuando envejezca.

No será nunca independiente o autosuficiente, tendrá siempre la necesidad de comer, de beber, de dar un paseo.
No será nunca un adolescente y no me dirá nunca las frases típicas de esa edad "Tú no me entiendes", "Basta mamá!", pero tampoco me dirá "Te quiero mucho", "Gracias" o "Te necesito".
No juzgará y no discutirá mis ideas y mis decisiones.
A diferencia de un niño, no se parecerá a mi físicamente o mentalmente, no compartiremos ningún carácter hereditario.

Miraré a mi perro crecer y envejecer.
Cuidaré de él y lo veré dejarme para siempre. Inevitablemente.
Esta será nuestra vida juntos. Simplemente eso.

Mi perro es un animal, no una persona, mucho menos un hijo.
Sin embargo, yo soy su madre.
Parece irónico? Como puede ser posible eso que digo? Qué piensan de que sea una madre?

Una madre es esa persona maravillosa que se sacrifica por sus hijos, que los cuida, que cambia su vida por el bienestar de su familia.
Una mamá protege, educa y ama incondicionalmente.
Por todo esto, mi perro no es mi hijo, pero yo soy su madre.
Soy todo lo que tiene.
Para él soy su familia.

Lo lamento para esos que no entienden, porque no sabrán nunca que significa amar una pequeña criatura que no habla, que no se expresa como un ser humano.
No puede tener ese intercambio de emociones mudas a través de las cuales nos decimos todo.
Mi perro no es mi hijo, pero yo soy su madre, y gracias a mi tiene una vida sana, plena, feliz.
La relación madre-hijo es inigualable, pero la relación con un animal regala emociones y sensaciones maravillosas.

Espero que los hijos de esos que no comprenden este amor por un animal, que no entienden lo importante que es esto para algunas personas, un día tengan un animal y puedan sentir esa empatía extraordinaria e intensa que yo tengo con mi perro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mensajes Positivos similares