jueves, 30 de noviembre de 2017

Padre deja programados los regalos para su hija antes de morir

Una hermosa historia de amor de padre a hija, que pese a la tristeza que causa, deja un enorme mensaje para reflexionar.
Este hombre, antes de morir, dejó programados los regalos para cada cumpleaños de su hija.
El hombre padecía de una enfermedad terminal, cómo sabía que no le quedaba mucho tiempo de vida, coordinó para que le llegue un ramo de flores con una carta escrita por él cada vez que cumplía años su hija.

Padre deja programados los regalos para su hija antes de morir

Padre deja programados los regalos para su hija antes de morir

Las historias de amor incondicional existen y muchas veces son aún más increíbles que los guiones de película. Esta sucedió en Tennessee, Estados Unidos. Al padre le diagnosticaron cáncer pero él se las ingenio para seguir saludando a su hija en cada día de su cumpleaños.

Cuando el papá falleció, su hija Bailey Seller tenía 16 años. Antes de morir, el padre tomó un gran decisión que generó una noticia viral alrededor del mundo: dejó programado (y pago) un ramo de flores con una carta escrita por él hasta el cumpleaños número 21 de ella.

El tiempo pasó, Bailey Seller creció y recibió el ramo número 21. En medio de la emoción, la chica subió a su cuenta de twitter el último regalo que le dió su papá y relató: “Bueno, este es mi cumpleaños número 21 y me llegó el último ramo de flores que me regaló mi padre. Te extraño mucho papi”.
El twitter de la hija rápidamente se viralizó y conquistó el corazón de todos los usuarios de las redes sociales.

La última carta del padre dice lo siguiente :

"Bailey, esta es mi última carta de amor hasta que nos volvamos a ver. No quiero que se te caiga ni una lágrima más por mi: estoy en un lugar mejor. Sos y fuiste lo más lindo que me dió la vida. Es tu cumpleaños número 21 y quiero que siempre respetes a tu mama y seas fiel a vos misma. Se feliz y vive la vida al máximo. Siempre estoy con vos, en cada etapa importante de tu vida. Solo mira alrededor que allí estaré. Te amo y feliz cumpleaños!!!! Papá”.

martes, 28 de noviembre de 2017

Video viral de perra que protege a su último cachorrito para que no se lo saquen

Video viral de perra que protege a su último cachorrito para que no se lo saquen

El video viral de perra que protege a su último cachorrito para que no se lo saquen ya ha dado la vuelta al mundo y llenó de ternura a los amantes de los perros y animales.

Se trata del video viral que seguramente has visto en tu Facebook o en Twitter, de una perra hermosa, de raza Golden Retriever que se encuentra abrazando a su pequeño hijito y se desespera buscando una salida e intentando evitar que el humano se acerque a tocarlo.

El hecho sucedió en China y fue grabado por la novia del dueño de la perra, quien al intentar tocar al cachorro, desató los múltiples intentos de Adi para que este no lograra su objetivo. Hasta ahora, el video acumula casi 100 millones de reproducciones en Facebook.

Según consignan medios internacionales, los demás cachorros fueron vendidos o regalados y a eso se debe la conducta de la perra que ya sabe qué suerte correrá su cachorro de ser alcanzado por la mano de esta persona.

En este video podemos ver el espíritu protector materno que tiene la perra, que no se resigna a perder a su hijo... Quizás debamos pensar un poco mejor antes de hacer convertir a los perros en fábricas de cachorros de raza, ellas sufren mucho cada vez que le quitamos un hijo para vender o regalar!

Aquí les dejamos el video viral de perra que protege a su último cachorrito para que no se lo saquen y como siempre les recordamos que el video está subido a nuestro canal de Youtube, así que si les gustó, no olviden suscribirse al canal para ver muchos más videos con mensajes positivos para reflexionar y para compartir con tus amigos, familiares o conocidos de las redes sociales!

Video viral de perra que protege a su último cachorrito para que no se lo saquen

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Jesús es mi piloto

Una hermosa historia con una moraleja excelente para los creyentes y cristianos, esta historia titulada "Jesús es mi piloto" nos la envió un usuario de Mensaje Positivo por mensaje privado en nuestra página de Facebook. Muchas gracias Ramiro por esta hermosa historia y los invitamos a todos a compartir sus historias y mensajes positivos con nosotros!

Jesús es mi piloto

Mensajes Cristianos : Jesús es mi piloto

Una niña abordó un avión para viajar a Nueva York, llamando la atención de todos. Subió al avión con boleto en mano, buscando su asiento y se sentó al lado mío. Se veía una niña educada, segura e inteligente. Me miró, sonrió, sacó un libro y comenzó a dibujar, pintar y colorear. A pesar
de su corta edad, como mucho unos 8 años, no presentaba rasgos de ansiedad ni nerviosismo al despegar el avión. El vuelo no fue muy bueno, hubo tormenta y mucha turbulencia.
De pronto una sacudida fuerte, y todos estaban muy nerviosos, pero la niña mantuvo su calma y serenidad en todo momento ¿Cómo lo hacía?, ¿Por qué su calma? Hasta que una mujer frenética le preguntó:
- Niña: ¿no tienes miedo? 

- "No señora”, contestó la niña y mirando su libro de pintar le dice: 
- ”Mi padre es el piloto”...
A lo largo del camino nos vamos a encontrar con sucesos que nos sacudan como en una turbulencia.
Habrá momentos en los que no veremos el terreno sólido y nuestros pies no pisarán lugar seguro. No veremos dónde sostenernos, estaremos inseguros. En esos tiempos hay que recordar que nuestro PADRE es el piloto. A pesar de las circunstancias, nuestras vidas están puestas en el creador. Así que la próxima vez que llegue una tormenta a tu vida o si en este momento estás pasando por una, alza tu mirada al cielo, CONFÍA y di para ti mismo/a: ¡Mi PADRE es el piloto! 


SÍ JESÚS ES TÚ PILOTO ESCRIBE AMÉN

martes, 7 de noviembre de 2017

Una linda reflexión y una verdadera historia de amor

Una linda reflexión y una verdadera historia de amor

"Mis padres vivieron 55 años casados. Una mañana, mi mamá bajaba las escaleras para prepararle a papá el desayuno, sufrió un infarto y cayó. Mi padre la levantó como pudo y, casi a rastras, la subió a la camioneta. A toda velocidad, sin respetar semáforos, la condujo hasta el hospital.
Cuando llegó, por desgracia, ya había fallecido.
Durante el sepelio, mi padre no habló; su mirada estaba perdida. Casi no lloró.
Esa noche, sus hijos nos reunimos con él. En un ambiente de dolor y nostalgia, recordamos hermosas anécdotas y él pidió a mi hermano, teólogo, que le dijera donde estaría mamá en ese momento. Mi hermano comenzó a hablar de la vida después de la muerte, y de conjeturas de cómo y dónde estaría ella.
Mi padre escuchaba con atención. De pronto pidió que lo lleváramos al cementerio.
"¡Papá!", respondimos, "¡son las 11 de la noche, no podemos ir al cementerio ahora!".
Alzó la voz, y con una mirada vidriosa dijo:
"No discutan conmigo, por favor, no discutan con el hombre que acaba de perder a la que fue su esposa por 55 años".
Se produjo un momento de respetuoso silencio, no discutimos más. Fuimos al cementerio, pedimos permiso al velador. Con una linterna llegamos a la tumba. Mi padre la acarició, oró y nos dijo a sus hijos, que veíamos la escena conmovidos:
"Fueron 55 años... ¿saben? Nadie puede hablar del amor verdadero, si no tiene idea de lo que es compartir la vida con una mujer".
Hizo una pausa, y se limpió la cara. "Ella y yo, estuvimos juntos en aquella crisis. Cambié de empleo...", continuó. "Hicimos el equipaje cuando vendimos la casa y nos mudamos de ciudad. Compartimos la alegría de ver a nuestros hijos terminar sus carreras, lloramos uno al lado del otro la partida de los seres queridos, oramos juntos en la sala de espera de algunos hospitales, nos apoyamos en el dolor, nos abrazamos en cada Navidad, y perdonamos nuestros errores... Hijos, ahora se ha ido, y estoy contento, ¿saben por qué?
Porque se fue antes que yo. Ella no tuvo que vivir la agonía y el dolor de enterrarme, de quedarse sola después de mi partida. Seré yo quien pase por eso, y le doy gracias a Dios. La amo tanto, que no me hubiera gustado que sufriera...".
Cuando mi padre terminó de hablar, mis hermanos y yo teníamos el rostro empapado en lágrimas. Lo abrazamos, y él nos consoló: "Todo está bien, podemos irnos a casa; ha sido un buen día".
Esa noche entendí lo que es el verdadero amor; dista mucho del romanticismo, no tiene que ver demasiado con el erotismo, ni con el sexo, más bien se vincula al trabajo, al complemento, al cuidado y, sobre todo, al verdadero amor que se profesan dos personas realmente comprometidas".

Comparte esta hermosa historia de amor con mensaje positivo y que DIOS TE BENDIGA.

Mensajes Positivos similares