viernes, 18 de octubre de 2019

Descubre los trucos para conseguir una vivienda eficiente energéticamente

Una vivienda eficiente energéticamente ya no es solo el objetivo de los fanáticos ecologistas o de los obsesionados con la lucha frente al cambio climático. Apostar por la eficiencia energética en el inmueble puede suponer ahorros de hasta un 40% en las facturas de la electricidad o del gas. Así, te dejamos unos cuantos trucos que puedes poner en marcha para fomentar el autoconsumo energético.

Descubre los trucos para conseguir una vivienda eficiente energéticamente


Aislamiento

Para disponer de una vivienda eficiente, lo primero es mejorar el aislamiento incluyendo placas en las paredes y los techos que impidan el escape del calor interior y así ahorrar en calefacción. 

En las ventanas, revisa que cierren bien y que no tengan ningún escape. Una ventana mal sellada puede provocar que la temperatura de la casa baje un par de grados.

Si tus ventanas son muy antiguas, piensa en cambiarlas. Pese a que tendrás que hacer un desembolso inicial, a largo plazo será más rentable.

Aprovecha la luz natural

Siempre que sea posible hay que aprovechar la luz natural. Si no tienes las ventanas colocadas bien, haz una pequeña reforma. Además, intenta tener siempre las persianas abiertas durante el día, hasta que se vaya la luz natural.

Ahorro de agua

La reutilización del agua es una de las mejores opciones para conseguir una vivienda autosuficiente energéticamente hablando. Utilizar un sistema de acumulación de agua caliente o unir el suministro externo con el de autoabastecimiento son alternativas que contribuyen a este ahorro.

Instalación de fibra óptica

Una empresa sueca ha desarrollado un sistema que mediante un cable de fibra óptica se puede captar la luz del sol, transformarla en energía solar y de esta manera iluminar varias habitaciones del hogar. Esto hará que tu factura de luz se reduzca visiblemente.

Mejora de los hábitos de consumo

El ahorro de energía en el hogar parte muchas veces de hacer acciones que, insignificantes para muchos, pueden ayudar significativamente:

     Bajar un par de grados la calefacción.
     Darse duchas de 10 minutos con agua tibia, más si es verano
     Ventilar cuando el aire que entra por la ventana es fresco
     Poner un termostato
     Apagar la luz en las estancias que no están ocupadas y no dejar aparatos eléctricos en stand-by

Cambios en la iluminación artificial

Uno de las cosas que más te puede hacer ahorrar en este sentido es la utilización de luces LED. Obviamente son más caras, pero usan un 80% menos de electricidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mensajes Positivos similares