domingo, 14 de julio de 2019

Evolución del mercado de la electricidad en el siglo XX


Te contamos cómo ha cambiado el mercado de la energía eléctrica y, sobre todo, cómo afectó la liberalización del mercado de 2009

Evolución del mercado de la electricidad en el siglo XX


Liberalización del mercado

Iniciada en julio de 2009, produjo un cambio radical en el mercado de la electricidad en España y alcanza las normas europeas que rigen el suministro eléctrico.
Tiene como finalidad la libertad de elección, por parte del consumidor, de la tarifa comercializadora que más se adapte a su consumo y a las necesidades.
Tras esta liberalización, se produjo el mayor cambio en el mercado eléctrico, la diferenciación entre distribuidora y comercializadora. Anteriormente a 2009, la empresa que distribuía la electricidad era la misma que la vendía, con el consiguiente control e imposición de los precios. La empresa distribuidora que te tocaba venía dada por una división de territorio.
Distribuidora
La distribución de la energía consiste en el transporte de la electricidad desde la red de alto voltaje (que termina en las subestaciones de transformación reductoras de tensión) a las redes de uso (alta, media o baja tensión).
En España existen cinco grandes distribuidoras (Además de unas 300 distribuidoras pequeñas de territorios específicos):
     Endesa
     Iberdrola
     HC Energía (EDP)
     Unión Fenosa (Naturgy)
     EON
 Las distribuidoras se encargan del mantenimiento y servicios de la red de distribución para que la electricidad llegue a nuestras casas. Estas empresas se financian a través de los peajes de acceso, que es la parte de la factura que se destina a pagar la disponibilidad y uso de la red de distribución.
Pese a que las distribuidoras no son las que cobran la luz, el coste de los peajes de acceso viene determinado por el Estado a través de Red Eléctrica Española y Enagas.
Pese a que el peaje de acceso de la electricidad suele ser estable y no varía prácticamente a lo largo del año, en el tema del gas se producen cambios debido al cambio de los precios, cada seis meses, del petróleo.
Las distribuidoras también se encargan de las instalaciones y son las responsables de procurar una calidad del servicio al consumidor. También son las encargadas de solucionar los problemas y averías de las instalaciones y se ocupan de leer los contadores y transmitirlo a la comercializadora para la factura.
Comercializadora
Son las empresas encargadas de la facturación del consumo en las viviendas. Cada comercializadora fija su precio y el consumidor elige aquella tarifa que más le convenga según sus intereses y necesidades.
También se encargan de todas las gestiones del tipo de dar de alta la luz, hacer un cambio de titular o modificar la potencia.
Mercado regulado vs mercado libre
El mercado regulado es la parte del mercado en la que el Estado y la Red Eléctrica Española fijan el precio de la luz.
Ante la variedad de ofertas del mercado, el Gobierno continuó planteando la suya propia, estableciendo así la tarifa del mercado regulado. Este proceso que antes se basaba en un sistema de subastas de energía, pasó a convertirse en un precio fijado en función de la oferta y la demanda de energía en el mercado mayorista de electricidad. Esta tarifa se denomina actualmente PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor).
En el mercado libre es la propia comercializadora la que fija los precios según sus condiciones y el consumidor elige la que más le interese.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mensajes Positivos similares