sábado, 3 de octubre de 2020

Oración para la noche

Compartimos este mensaje positivo cristiano, una hermosa Oración para la noche, para que puedas pedir por tu milagro rezando con mucha fe. Con esta oración corta y breve puedes pedir tu gracia a Dios y Él responderá.

Si te gustó este mensaje positivo te invitamos a compartirlo en tus redes sociales y en todos los grupos de Facebook para que tus seres queridos, familiares y amigos también puedan leerlo. Puedes dejar un AMÉN en los comentarios de abajo y leer otra oración de la noche para continuar rezando.

También te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para leer más mensajes positivos. Muchas gracias por seguirnos y leernos. Ojalá tu milagro de cumpla gracias a esta oración nocturna a Dios.

Oración para la noche

Mensaje Positivo : Oración para la noche

Señor, te alabo y te bendigo porque siempre estás atento de mí; gracias por darme una nueva oportunidad, necesito siempre de tu ayuda y de tu acción renovadora. Necesito de tu luz para resolver los conflictos que tengo, mi vida está en tus manos y eres Tú el que me puede ayudar a hacer las cosas bien. Quiero alabarte y cantar tu grandeza frente al mundo entero porque eres magnífico, digno de honor. Qué grande eres, qué maravillosa es tu acción a mi favor.

Deseo, mi Señor, que esta noche sienta tu mano sobre mí, que en todo momento esté seguro de tu compañía, que tu protección venga sobre mi hogar y sobre los míos. Que cada miembro de esta familia esté siendo cobijado con tu mano de amor. Gracias por estar aquí, porque todo lo he recibido de tus manos, por eso ahora me entrego por completo, confiado en tu bondad y tu justicia, pues eres el creador de todo lo que soy y el dador de todo lo que tengo.

Pasa tu mano por todo mi ser y libérame de todo aquello que me hace daño, necesito ser libre para poder actuar en tu voluntad y bendecir con buenas acciones a todos los que están a mi lado. Te pido que durante la noche pueda conservar la serenidad que nace de estar contigo. Pongo todo en tus manos y me acuesto con la certeza de tu protección. Gracias por estar aquí conmigo y por permitirme, como un niño, acurrucar entre tus brazos. Amén.

0 comments:

Publicar un comentario