lunes, 12 de noviembre de 2018

Moraleja de la rana en una olla de agua caliente

Seguramente la habrán escuchado más de una vez, una reflexión y una Moraleja de la rana en una olla de agua caliente que da para pensar y que es una historia que vale la pena compartir con nuestros seres queridos que se encuentran aguantando una situación mala, justo como este anfibio que se deja cocinar a fuego lento sin darse cuenta.
Como es lunes queremos desearles una hermosa y feliz semana, que todos sus sueños se hagan realidad y ojalá estas líneas les sirvan para pensar y estar mejor.

Moraleja de la rana en una olla de agua caliente

Moraleja de la rana en una olla de agua caliente

Pon una rana en una olla, llena de agua y empieza a calentar el agua. A medida que la temperatura del agua comienza a subir, la rana ajusta su temperatura corporal en consecuencia. La rana sigue ajustando su temperatura corporal con la temperatura cada vez mayor del agua. Justo cuando el agua está a punto de llegar al punto de ebullición, la rana no puede ajustarse más. En este momento, la rana decide saltar.

La Rana intenta saltar, pero no es capaz de hacerlo porque ha perdido toda su fuerza al ajustarse con la temperatura del agua en aumento. Muy pronto la rana muere.

¿Qué mató a la rana?

¡Piensa en ello!

Sé que muchos de nosotros vamos a decir el agua hirviendo. Pero la verdad sobre lo que mató a la rana fue su propia incapacidad para decidir cuándo saltar.

Todos tenemos que ajustarnos a las personas y situaciones, pero tenemos que estar seguros cuando tenemos que ajustar y cuando tenemos que seguir adelante.
Si dejamos que la gente nos explote física, emocionalmente, financieramente, espiritualmente o mentalmente, lo seguirán haciendo.

Vamos a decidir cuándo saltar!
Vamos a saltar mientras aún tenemos la fuerza.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mensajes Positivos similares