lunes, 23 de noviembre de 2020

Amado Jesús de la buena esperanza

Amado Jesús de la buena esperanza qué hermoso es sentir tu presencia viva, cada mañana, en la brisa fresca de la mañana, en los primeros rayos del sol que traen la claridad de nuevo día, en el precioso canto de las aves nos dices cuánto nos amas, postrado ante tu presencia elevó mi oración, de agradecimiento por todo lo hermoso que me regalas a diario pues tú me rodeas de tus cuidados, me llenas de bendiciones cada día y me proteges bajo tus alas desde que sale el sol hasta que anochece, pues tu vara y tu cayado me sostienen. Y en esta mañana que apenas comienza, Padre Celestial vengo ante tu presencia Santa en alabanza reverencia y adoración para darte gracias por haber mandado a Tu Hijo Jesús para darme vida, darme perdón y darme un lugar en Tu familia Santa, Gracias Dios todopoderoso por mandar a Tu Espíritu Santo a guiarme y revestirme de tu poder en mi vida diaria, Padre Celestial, te pido que en esta mañana abras mis ojos para que yo pueda ver tu grandeza, tu majestad y tu Victoria a mi favor. Yo me colocó en este preciso instante a los pies De La Cruz de Jesús tu hijo y mi sello con el poder de su preciosísima Sangre para disponerme voluntariamente a recibir las bendiciones que generosamente tu ofreces tanto a mi vida como la de mi familia. 

Me pongo la armadura de Dios para resistir ante todo este día las tácticas del demonio, Me ciño con la verdad amarrada a mi cintura y a la integridad como coraza, llevando en mis manos el escudo de la fe para atajar las flechas incendiarias que el demonio lanza contra mi vida y acepto con amor en esta mañana la salvación de Dios como casco y recibo su palabra encarnada a través del Espíritu Santo como espada para defenderme de las asechanzas del enemigo que quiere hacer daño a mi vida, y pido padre celestial quiénes son la luz del Espíritu Santo cualquier parte de mi vida que aún no hayas podido entrar Tu Santa presencia por La indiferencia y dureza de mi corazón te pido que hoy me ayudes a encontrar la causa de mis ataduras al pasado negativo que ha causado tanto sufrimiento en mi vida trayéndome enfermedad física o espiritual, y te pido amado Jesús De La Buena Esperanza que cubras mi vida y la de toda mi familia con el manto poderosa de Tu Santa Madre La Virgen María, para que seamos resguardados y te pido que derrames tu Santa Bendicion de sanidad, liberación y protección, bajo la gracia de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Amén. Amén. Amén.

Amado Jesús de la buena esperanza

0 comments:

Publicar un comentario