lunes, 11 de marzo de 2019

¿Por qué son importantes las revisiones ginecológicas para las mujeres?

Muchas mujeres creen que su examen ginecológico anual es una experiencia estresante y sin sentido. Pero unos pocos minutos con el médico por año pueden salvar la vida de las mujeres. Durante el examen anual de la paciente, el médico buscará bultos en el seno, ya sea a través de un examen de seno o una mamografía, y realizará un examen ginecológico, que incluye una prueba de Papanicolaou: un procedimiento prácticamente indoloro en el que un médico toma una muestra de células del cuello uterino para detectar anomalías.

Un examen ginecológico anual puede ser extremadamente útil para detectar la enfermedad de cáncer u otras enfermedades en una etapa temprana. Cuanto antes se detecte, más probable es que se trate con éxito.

En el mes de la mujer, queremos aprovechar a dar un poco de información sobre la salud femenina e invitarlas a conocer Dona i Nen. No olvides compartir en tus redes sociales si te pareció interesante.

¿Por qué son importantes las revisiones ginecológicas para las mujeres?

¿Por qué son importantes las revisiones ginecológicas para las mujeres?

Toda mujer debe ver a un ginecólogo para promover la buena salud. A partir de la pubertad, cuando los órganos reproductivos maduran, las mujeres deben ser evaluadas regularmente por un especialista en ginecología. Las mujeres deben programar un examen entre las edades de 13 y 15 años o cuando se vuelven sexualmente activas. Los médicos pueden explicar las funciones corporales normales y responder a cualquier pregunta relacionada con la menstruación que pueda surgir. También pueden aconsejar a las mujeres mayores sobre la menopausia y la terapia de reemplazo hormonal. Mantener una relación cercana con tu ginecólogo de confianza será muy útil a lo largo de los años.

Durante un examen anual para mujeres sanas, un obstetra / ginecólogo realizará exámenes pélvicos y mamarios. Un examen pélvico permite la inspección del cuello uterino y una prueba de Papanicolaou permite el examen microscópico de algunas células para detectar células potencialmente cancerosas. Las mujeres deben hacerse un examen pélvico cada año. El médico puede evaluar muchos trastornos del sistema reproductivo a través de este examen. 

El autoexamen o el examen de un médico también pueden detectar anomalías en los senos de manera temprana. A partir de ahí, una mamografía (que se realiza con rayos X) visualiza el tejido mamario para detectar posibles cambios cancerosos. El software de imágenes digitales utilizado en mamografías computarizadas puede eliminar algunos errores en la lectura. Recientemente, ha surgido un desacuerdo sobre la frecuencia con la que se debe realizar una mamografía. Se recomienda que a los 40 años de edad, las mujeres se sometan a este tipo de exámenes de detección cada uno a tres años si los resultados son sistemáticamente negativos. Si existen áreas sospechosas de preocupación, los ultrasonidos de seno son el siguiente paso y luego las biopsias de seno, si es necesario.

Cuando una mujer está embarazada, la ecografía, el muestreo de vellosidades coriónicas, la laparoscopia y la amniocentesis detectan anomalías en el feto. Muchas de estas técnicas de evaluación pueden realizarse en el consultorio de un médico y otras en un hospital o centro quirúrgico ambulatorio.

Detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS) es también de suma importancia. Se debe evaluar cualquier flujo o lesión vaginal inusual. 

Otros problemas comunes de salud de la mujer incluyen tumores y cáncer. Estos deben ser evaluados por un ginecólogo y remitidos a un oncólogo para su tratamiento. La anticoncepción es también una gran parte de este campo, y los médicos especializados pueden discutir y prescribir diferentes métodos anticonceptivos acordes a cada mujer.

Cuando las mujeres alcanzan la menopausia, pueden experimentar síntomas físicos y emocionales en este período de cambio de vida. Un médico puede evaluar los niveles de hormonas en la sangre y prescribir una terapia de reemplazo hormonal si es necesario para ayudar a contrarrestar estos síntomas.

Cuando busques un obstetra / ginecólogo, comunícate con tu compañía de seguros de salud para asegurarte de que su póliza cubra esta atención. Lee la lista de obstetras / ginecólogos en el directorio de proveedores disponible de su proveedor de seguro de salud. Necesitas sentirse especialmente cómoda con tu obstetra y / o ginecólogo, así que investiga con cuidado. Verifica sus calificaciones, educación. Consulta si conoces a alguno de sus pacientes y lee las revisiones y clasificaciones disponibles de pacientes que han estado bajo su cuidado.

0 comments:

Publicar un comentario