miércoles, 13 de mayo de 2020

Oración a Nuestra Señora de Fátima

Hoy 13 de mayo, como todos los años  se celebra en todo el mundo la Fiesta de la Virgen de Fátima, en memoria de su primera aparición en las colinas de Cova de Iría (Portugal) en 1917.
Aprovechamos este día para compartir una oración y pedir un milagro a Nuestra Señora de Fatima. Si te llegó este mensaje, considera la persona más afortunada porque a partir de este momento, tu vida cambiará y todo lo que tanto anhelas se concederá!.

Mientras lees este mensaje, concéntrate y piensa en todo lo que deseas. Piensa con fe y da por sentado que ya es una realidad.
Piensa en ese deseo ahora ............
Así que repite 3 veces el próximo encantamiento:
Por el poder de 3 VECES 3...
Por aquellos que van y los que vienen...
Para los vivos y los muertos...
Para el poder de los 4 ELEMENTOS...
A mi alrededor todas las cabezas se giran, a paso, excluyo los obstáculos...
Crece mi fuerza, soy energía, puro es mi pensamiento, atraigo lo que quiero.
El universo me concede lo que más deseo....
Reina la abundancia, el amor, la salud y el dinero.
Gracias, Papá-Madre, mi sueño.
Baila mi corazón, mi espíritu está feliz!
Ahora, comparta este mensaje para que otros puedan rezarle a la Virgen de Fatima y tener la misma suerte que tú.

Oración a Nuestra Señora de Fátima

Oración a Nuestra Señora de Fátima

Oh Virgen Santísima, Vos os aparecisteis repetidas veces a los niños; yo también quisiera veros, oír vuestra voz y deciros: Madre mía, llevadme al Cielo. Confiando en vuestro amor, os pido me alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fe viva, inteligencia para conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a Él a mis hermanos, y un día poder unirnos con Vos allí en el Cielo.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Madre mía también os pido por mis padres, para que vivan unidos en el amor; por mis hermanos, familiares y amigos, para que viviendo unidos en familia un día podamos gozar con Vos en la vida eterna.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Os pido de un modo especial por la conversión de los pecadores y la paz del mundo; por los niños, para que nunca les falten los auxilios divinos y lo necesario para sus cuerpos, y un día conseguir la vida eterna.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria

Oh Madre mía, sé que escucharás, y me conseguirás estas y cuantas gracias te pida, pues las pido por el amor que tienes de tu Hijo Jesús. Amén.

¡Madre mía, aquí tienes a tu hijo, sé tu mi Madre!
¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

0 comentarios:

Publicar un comentario