domingo, 16 de febrero de 2020

Cómo dejar de ser pobre

Si quieres dejar la pobreza comienza por dejar de buscar dar lástima.

No puedes superar la pobreza haciendo el papel del pobrecito. “No tengo”, “No puedo”, “No me alcanza”. Esas expresiones no son estados financieros, sino más bien expresiones de un estado de la mente . Lo que hay detrás, es decir lo que hay más allá de la aparente pobreza, son sentimientos de escasez. Eso es más dañino, porque las raíces de escasez jamás producen riqueza.

En la biblia, exactamente en Santiago 3:11-13, se nos da a entender que las fuentes de agua salada no producen agua dulce. “Hermanos míos – pregunta Santiago- ¿puede la higuera producir aceitunas, ó la vid higos?” Señores, lo mismo es para los pensamientos: Así como las fuentes de agua salada no dan agua dulce, las fuentes de escasez no generan riqueza. Leas lo que leas, emprendas lo que emprendas, si tu pensamiento es de escasez, tú siempre serás pobre. Estos sentimientos de escasez tienen la manía de esconderse y manifestarse en nuestras bromas, en la música que oímos, y en general, en nuestro vida cotidiana.

Cómo dejar de ser pobre

El 17 de octubre del año 1992, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaraba el 17 de octubre como Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, establecido para generar consciencia sobre la vital importancia de eliminar la pobreza e indigencia en todos los países, especialmente en aquellos en vías de desarrollo. La Organización de las Naciones Unidas considera que pobreza y medioambiente van unidos: cuando existen necesidades básicas no satisfechas, la supervivencia a toda costa se convierte en el principal motor. La erradicación de la pobreza sólo puede conseguirse en sociedades donde la solidaridad y el ser humano sean centrales. Está en manos de los hombres del mundo reivindicar y luchar por un mundo en el que la solidaridad y el reparto de las riquezas sean ley y norma.

0 comentarios:

Publicar un comentario