lunes, 3 de febrero de 2020

Niña libre y feliz

Encontramos este texto en Facebook y nos pareció genial para compartir, está escrito por una madre que hizo de su hija una niña libre y feliz.

Niña libre y feliz

Mensaje Positivo : Niña libre y feliz

Ella es Josefina. Tiene 10 años. Desde que nació, le regalé el don de elegir. Elegir el color de la ropa. Elegir los juguetes. Elegir la música que querían que los acompañe en el encuentro con uno mismo. Elegir a sus amigos. Elegir a sus mascotas. Elegir a sus amores. Elegir el color de la mochila y la cartuchera. Elegir un deporte o lo que les guste.
Cuando Josefina era pequeña y redactaba su carta a Papá Noel repetía los pedidos cada año: un fútbol y la camiseta de River o la del Barsa, la del Inter, la del Chape, la de Talleres, guantes de arquero. Botines azules, rojos, amarillos… No recuerdo que haya pedido una muñeca, una cocina o una Barbie. Tampoco son muchas las veces que usó un vestido y sandalias. Le parecían y le parecen horribles.

Como deporte eligió fútbol y fueron muchas las veces que pensé: ¡ay enana de mi cuore, qué difícil va a ser que seas feliz en un mundo tan aburrido como el nuestro! Pero la piba tiene más personalidad que muchxs niñxs de su edad, y más grandes también. Se bancaba (y se banca) los “qué machona sos”, “¿no te da vergüenza jugar con cosas de varón?”, “¿te gustan las nenas?”. A mi me tocó más de una vez el “¿no tenes miedo que sea torta?”, y el repetitivo ESTÁS HACIENDO LAS COSAS MAL…

Siempre pensé lo difícil que es ser mamá, hasta que nació Josefina y entonces dije: no, lo terrible es ser niñx, lo tremendo es ser diferente entre tanto modelito de igualdad. Lo realmente aterrador es SER y ejercer.

Por suerte hoy existen pibas que luchan, que gritan...que saben lo que valen y lo demuestran. Gracias a ellas miles de Josefinas pueden jugar a la pelota y al voley. Usar vestido y short. Vestir de rosa y celeste. Y cuando sean grandes hasta van a poder caminar por la calle sin miedo porque van a ser un montón. Pero es importante que quede claro algo; para que todo esto suceda, tenemos que empezar por casa.

Así que si alguna vez tenés el increíble regalo de hablar con una Josefina; déjala que te cuente lo lindo que es ir por la vida siendo FELIZ. ❤

0 comentarios:

Publicar un comentario