viernes, 5 de noviembre de 2021

La pantera negra, un tótem chamánico femenino

La pantera negra, un tótem chamánico femenino

La pantera negra, un tótem chamánico femenino.

Es realmente es un jaguar o leopardo con pigmentación negra. 

Son solitarias y muy territoriales, tienen un margen de espacio en que otra pantera no puede entrar, o se armaría una pelea. Es así que, en primer lugar, la pantera negra nos recuerda en especial a las mujeres, que el arquetipo femenino correspondiente a la luna llena no es solo el de la Madre, sino que realmente es el de la Mujer Madura, aquella establece relaciones ordenadas desde el amor.

Esto significa que por un lado, en nuestra plenitud lunar podemos ser una “madre” que se entrega y empatiza con los demás, pero que a la vez, es profundamente amante de si misma, y por ende, también fiera guardiana de su propio espacio personal (mujer amante o afrodita).

Es respetada en muchas culturas, especialmente aborígenes americanas, donde es considerada un animal de poder que acompaña al chamán o chamana en sus viajes, teniendo cualidades que se consideran especialmente femeninas: su color negro, sigilosidad, belleza y soledad, se asocian con su capacidad espiritual de profundizar con valentía los misterios de la noche, de la sombra, del inconsciente y de la Madre Luna A la vez, por su fuerza, ferocidad, valor, coraje y poder se le considera un animal solar, bendecido por las energías del Padre Cósmico. De esta manera, nos recuerda la fuerza que reside en lo profundo de nosotras para enfrentar las propias oscuridades, temores y aspectos velados de la consciencia.

Es bella y silenciosa en su forma y movimientos a la hora de cazar, lo cual entrega a quienes la lleven como tótem o animal de poder, la medicina del silencio a la hora de perseguir sus propios sueños y objetivos. La belleza no esta en deslumbrar a tu medio, sino que en ser quien eres, y la búsqueda más certera se realiza en el espacio interior, en calma y dejando atrás el exceso de pensamientos o de información.

Su poder aumenta durante la noche, el invierno, y los días previos y posteriores a la luna nueva. Simboliza el poder y la fiereza femenina, siendo entonces el llamado a recuperar el poder personal que hemos relegado o proyectado en otros. Representa la muerte, el contacto con las oscuridades interiores, la sanación y el renacer, como canales reales y auténticos de recuperación de nuestro poder femenino.

Eres Mujer pantera, mujer jaguar, leona, soberana de ti misma!!! 

Si necesitas el despertar de estas energías ya saben a que espíritu animal invocar.

0 comments:

Publicar un comentario